Argal estudia posibles compras en el sector de elaborados cárnicos español

0
26

     "Lo estamos estudiando activamente, aunque lo hacemos desde hace tiempo de forma regular", señala Escribà, que destaca la buena posición financiera en que se encuentra la empresa, con un capital circulante "importante" y un nivel de endeudamiento "correcto".

La mitad del mercado se lo llevan las marcas blancas


     Según datos de la consultora Nielsen, prácticamente la mitad del mercado de elaborados cárnicos español corresponde a marcas blancas o del distribuidor, mientras que el resto del pastel se lo reparten un gran número de fabricantes, encabezados por Campofrío (12,94%), El Pozo (9,13%) y, en tercera posición, Argal (2,5 %).

     Tras estas tres grandes marcas se encuentran un gran número de empresas de menor tamaño, como Casa Tarradellas, La Selva, Marpa, Noel, Carnes Serrano o Casademont, cada una de ellas con una cuota de mercado inferior al 1,9%, mientras que el "resto de pequeños fabricantes" representa aún el 23% del mercado.

     Antoni Escribà considera que los niveles de competitividad que exige el mercado nacional requieren mucha más masa crítica que la que tiene un gran número de empresas, por lo que éstas están abocadas a crecer, a especializarse o a expandirse al extranjero.

El carácter familiar de muchas empresas frenan su expasión internacional


     Sin embargo, sostiene Escribà, el pequeño tamaño de muchas de estas compañías dificulta su crecimiento internacional, a la vez que su carácter familiar y, a menudo, su elevada deuda representa un obstáculo para su posible venta.

     "Es por ello que las operaciones en este sector no son fáciles y no son procesos rápidos", subraya Escribà.

     Argal, que tiene su sede central en la localidad leridana de Miralcamp, facturó el pasado año 183 millones de euros, un 13 % más que en 2012, y espera seguir creciendo en los dos próximos años, hasta alcanzar en 2015 unas ventas de 225 millones, un 23 % más.

     Argal cuenta con una plantilla de unas 950 personas y dispone de tres plantas de producción en Miralcamp, Lumbier (Navarra) y Fregenal de la Sierra (Badajoz) y nueve centros de distribución en toda España.

     La firma vende sus productos a más de veinte países a través de filiales propias y distribuidores. Actualmente exporta el 20% de su producción, aunque prevé aumentar este porcentaje hasta el 26% en un plazo de dos años.

Innovación con menos grasa y aceite de oliva


     La internacionalización es precisamente una de las apuestas de la compañía para seguir creciendo, junto al lanzamiento de nuevos productos innovadores como la nueva marca Oliving, bajo la que comercializará una gama "premium" de embutidos elaborados con aceite de oliva virgen extra.

     Argal se ha aliado con la compañía griega Creta Farm para elaborar esta nueva gama de productos con menos grasa animal y con aceite puro de oliva, que llegará a las charcuterías y supermercados de toda España en esta segunda quincena de abril.