Arias Cañete asume que la situación de la gestión hídrica es España es muy mala

0
7

   Arias Cañete se refirió también a que España acumula varias condenas del Tribunal de Justicia de la UE por no aplicar la legislación comunitaria relativa al agua en cuanto a la depuración del agua.

    Respecto a la gestión de las cuencas hídricas, el ministro señaló que España "ha incumplido radicalmente todos sus compromisos", debido a que el anterior Gobierno no respetó la fecha límite de 2009 establecida por Bruselas para tener cerrados los planes de cuencas y no se había aprobado ninguno de estos planes cuando tomó posesión el Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, hace un año.

    "Afortunadamente, con mucho trabajo este primer año vamos a lograr cerrar el año con nueve de esos planes", afirmó el ministro, quien recalcó que la semana pasada se aprobó el plan para el Guadalquivir y el Guadiana.

    "Hemos empezado a recuperar el tiempo perdido y estamos haciendo un esfuerzo de cumplimiento muy importante", indicó Arias Cañete, "compartimos los objetivos de la CE de que tenemos que tener una gestión del agua inteligente", añadió.

    El ministro español mostró también el respaldo de España al nuevo programa comunitario de acción medioambiental hasta 2020, en especial al planteamiento de que es necesaria "menos legislación y más implementación" de las normas ya vigentes.

    Durante el almuerzo, los titulares europeos de Medio Ambiente revisarán los resultados logrados en la conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático celebrada recientemente en Doha (Catar).

    Arias Cañete afirmó que es "muy positivo" que se lograra un acuerdo en este encuentro, aunque reconoció que "es limitado".

    El ministro español indicó que en Doha se sentaron las bases para que se logre un "gran acuerdo multilateral y obligatorio para todos los estados del mundo", para lo que consideró fundamental la cumbre contra el Cambio Climático que se celebrará en París en 2015.

    "España va a trabajar de aquí a 2015 todos los foros para tratar de conseguir que en París si llegue a un acuerdo mucho más ambicioso", indicó Arias Cañete, quien también consideró que el país tendrá que hacer "duros esfuerzos" para cumplir sus objetivos contra el cambio climático.

    El ministro dijo que "será más duro para España" cumplir con la prolongación del protocolo de Kioto -pacto internacional para limitar la liberación de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera-, dado que tendrá que hacerlo a través de "medidas concretas" para reducir las emisiones y no recurrir a la compra de derechos de emisión.

    Arias Cañete señaló que el anterior gobierno socialista dedicó más 800 millones a comprar derechos de emisión, "para suplir la falta de políticas nacionales internas" contra el cambio climático.