Arias Cañete califica de "aberración" los recursos contra la Norma del Ibérico

0
6

    En su intervención, Arias Cañete abundó en que la Norma de Calidad es muy exigente y protege a los consumidores, a la vez que reiteraba que "espero que la norma sirva para que los precios se incrementen, los consumidores valoren más y sepan discernir entre productos y compren en función del esfuerzo económico que quieren hacer pero conociendo la calidad".

Apuesta por la integración de las cooperativas

   El ministro de Agricultura acudió a las XXI Jornadas Técnicas organizadas por Covap en las que se habló sobre internacionalización e innovación en la industria agroalimentaria.El titular de Agricultura señaló que las líneas de actuación de la cooperativa con sede en Pozoblanco coinciden con las trazadas por el Gobierno español que cree que en el sector agroalimentario se tiene que ir a la integración de cooperativas para tener entidades que tengan la dimensión suficiente para competir en mercados globales y para hacer frente a la concentración de la gran distribución.

     En este sentido, reiteró que "necesitamos cooperativas y empresas agroalimentarias que sean enormemente innovadoras para incorporar nuevos productos, nuevas tecnologías que permitan conquistar los mercados y sobre todo garantizarse una enorme rentabilidad y más valor añadido".

     Finalmente, quiso tranquilizar al sector ganadero ante la nueva PAC afirmando que estos productores van a mantener su nivel de ayudas como lo va a hacer el olivar andaluz. Sobre los precios en el sector lácteo, que provocaron meses atrás auténticos problemas de viabilidad en las explotaciones, dijo que "tenemos que observar su evolución, de momento no hay señales de alarma en el mercado de la leche pero el Gobierno sigue muy de cerca su evolución".

COAG y UPA de Castilla y León y Uracyl recurren norma

     La Alianza UPA-COAG castellanoleonesa y la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl) han presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Supremo (TS) contra determinados puntos de la norma de calidad del ibérico.

     Así lo publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), el que se precisa que se concede un plazo de nueve días para la personación de quienes tengan interés legítimo en sostener la conformidad a Derecho de la disposición impugnada.

     Fuentes de las organizaciones han explicado a Efeagro que su texto se centra en los requisitos que la norma establece para utilizar el término "pata negra", el tamaño de las letras en el etiquetado de las piezas -en aspectos como la del porcentaje racial- y en determinadas condiciones de manejo para los animales, como los metros cuadrados mínimos para la crianza.

    Asimismo, han pedido que se cambie el color de la brida blanca -reservada para los productos de cebo ibérico-, al considerar que puede llevar a confusión al consumidor con cerdos de capa blanca.

    El coordinador de la Alianza UPA-COAG Castilla y León, Aurelio Pérez, opina que hay puntos de la norma que "denostan una línea de producción y trabajo en el ibérico". Entre los aspectos recurridos, Pérez ha señalado que el término de "pata negra" -reservado según la norma a los de bellota 100 % ibérico- supone "condicionar" el uso de "unos términos que se han utilizado en el lenguaje común".

    En cuanto al etiquetado, cree que "nunca debe ser el factor racial" el que determine la clasificación de los productos porque "sería una locura" que "lo único importante fuera ese factor".

    Por su parte, el miembro del consejo rector de Urcacyl, Fernando Antúnez, ha señalado que los aspectos de etiquetado recurridos son los que, según sus servicios jurídicos, contravienen la normativa europea. Antúnez ha mantenido que en la nueva norma de calidad del ibérico "hay un cierto grado de intentar menospreciar al cerdo" de cebo.

     Desde Urcacyl apuntan, además, que no entienden por qué la normativa establece una edad mínima de sacrificio del cerdo, cuando ya recoge un peso mínimo por canal.

    Este recurso ante el Supremo se suma a los tres que ya han presentado la asociación de productores del porcino (Anprogapor), la Junta de Castilla y León, y uno conjunto entre la organización agraria Asaja Castilla y León, Asacriber, Ibercyl y la Asociación "Jamón de Salamanca".