Arias Cañete coincide con la FEV en crear una Interprofesional "nacional" del vino

0
3

    Con su creación, el sector podría obtener los beneficios que le otorga la nueva Política Agraria Común (PAC), gestionar adecuadamente las campañas, responder ágilmente a problemas como los recientemente vividos ante el proceso "antidumping" del Gobierno chino y abordar campañas de promoción exterior en mercados potenciales gracias a la extensión de norma.

Se deberá hacer con "seriedad  rigor y no un organismo burocratizado"


    Eso sí, ha pedido que esa Interprofesional nacional se aborde con "seriedad y rigor", y que no sea un organismo "burocratizado", sino un herramienta potente que ayude a mejorar la competitividad del sector y a la obtención de precios más adecuados a su alta calidad. Para ello, los representantes que se decida incluir en ella tiene que ser gente "con ideas, ganas y capacidad de trabajo.

    En su intervención, el ministro también ha abogado por abordar "con inteligencia" los posibles aumentos de plantaciones que recoge la normativa de la OCM única, con implicación de administraciones, sector y consejos reguladores.

    Ha defendido, además, que esa evolución vaya en sintonía con un incremento de la comercialización. Entre las herramientas de apoyo del Ejecutivo al mundo del vino, recordó que el Anteproyecto de Ley de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas de ámbito supra-autonómico está en fase final de redacción y permitirá adaptar la legislación comunitaria y favorecer la labor de los Consejos Reguladores.

    En su intervención, también ha destacado el papel estratégico del vino, con unas exportaciones en 2013 de 2.900 millones de euros, entre vino y mosto, y 2.600 millones sólo de vino, cifra que dobla la de hace una década".

Respaldo a la FEV en su oposición a la subida de los impuestos del vino


    Por su parte, el presidente de la Federación Española del Vino (FEV), Javier Pagés, ha reclamado el apoyo del Ministerio de Agricultura en los principales temas que afectan al sector vitivinícola, especialmente en lo que se refiere a la creación de una interprofesión del vino, a eliminar las restricciones a las marcas y a dar apoyo contra un posible impuesto especial al vino “que ponga en peligro el desarrollo de todo el sector y de un modelo social que es patrimonio de nuestro país”.

    Estas han sido algunas de las peticiones que el presidente de la FEV ha realizado durante la clausura de la Asamblea General 2014. “Si hemos de incrementar el consumo en España, aumentar las exportaciones y añadir valor para el beneficio de toda la cadena desde la viña al consumidor y resolver situaciones de bloqueo internacional, se hace necesario la creación de una interprofesión que pueda hacer extensiones de norma, de forma que todo el mundo contribuya”, ha señalado Pagés.

    Al respecto de un posible impuesto especial al vino, incluido en el informe de la llamada Comisión Lagares, el ministro ha pedido tranquilidad y ha subrayado que dicho informe “no es la posición del Gobierno”, a lo que ha añadido: “Mi posición es que con la situación actual del consumo interior, encarecer el producto seria poco conveniente”.

    Otros de los temas planteados por el presidente de la FEV durante la clausura de la Asamblea General de la Federación ha sido la petición al Ministerio de que descargue y asuma los costes que han tenido que afrontar algunas empresas que se presentaron voluntarias durante el inicio de las investigaciones antidumping y antisubvención por parte de China.

Un balance de 2013 lleno de "éxito" para afrontar los prçoximos retos


     Más allá del capítulo de demandas del sector, el presidente de la FEV ha hecho balance del año 2013, repasando los logros conseguidos, “que han sido muchos”, y de los próximos retos y oportunidades. En primer lugar, se ha referido a la situación actual del mercado, destacando que España se ha convertido por primera vez en la historia en el principal productor mundial de vino, con un total de 50,6 millones de hectolitros. En este sentido, ha señalado que ser los primeros productores “nos debería complacer, pero si analizamos este dato más en detalle, vemos que nuestro sector tiene desequilibrios que originan grandes retos, especialmente en lo que se refiere al valor medio de nuestros vinos”, que es inferior al de nuestros principales competidores.

     El presidente ha incidido también en el descenso del consumo que se ha producido en los últimos años. En concreto, se ha referido a una caída de más de un 50% desde hace 15 años, mientras que en consumo per cápita España se sitúa como el decimosexto país de Europa, con tan solo 19,9 litros.

     En el lado positivo, ha destacado que la bajada del consumo ha llevado a España a aumentar sus exportaciones, hasta ocupar la tercera plaza en el ranking mundial, aunque a menor valor ahora bien lo hacemos a menor valor que nuestros principales competidores Francia, Italia, Australia y Chile.

Defensa de la asamblea del papel crucial de las marcas


    El presidente ha hecho mención también a la nueva Organización Común del Mercado (OCM) surgida a raíz de la reforma de la PAC. En concreto, se ha referido a la cuota de crecimiento del viñedo del 1% planteada en la nueva OCM para apuntar que, desde la FEV, “los bodegueros queremos que esta capacidad del 1% de crecimiento anual se lleve a término y no se quede por el camino, además de que los criterios de reparto sean objetivos, transparentes, no discriminatorios y homogéneos a la de otros países europeos”. Por lo que respecta a las marcas, el presidente de la FEV ha afirmado que el valor de las empresas “se sustenta en la singularización y diferenciación”.

    Por ello, “las bodegas tenemos que ser capaces de construir marcas fuertes e internacionales, porque nuestras marcas apoyan y refuerzan la marca España y la Indicación Geográfica”. Además, ha destacado la labor de la FEV en este aspecto por ser “artífice de varios logros en este terreno” como conseguir Fondos de la OCM para la financiación de promociones en países terceros y también fondos de la UE para la campaña “Quien Sabe Beber, Sabe Vivir”, con el apoyo del Ministerio, los Consejos Reguladores y algunos bodegueros españoles socios de la FEV que financian una parte de su propio bolsillo.

     En el capítulo de internacionalización, “el objetivo es claro: crecer y poner en valor nuestros vinos”. Para ello, ha instado a buscar las máximas sinergias con el ICEX y conseguir que incorpore a la FEV en sus organismos de dirección para guiar sus pautas promocionales en conjunción con el sector bodeguero.