Arias Cañete deja claro que no aceptará 17 políticas agrarias sino sólo una nacional

0
5

   Ha recordado que en su anterior etapa como ministro ya tomó la decisión de que fuera una política agraria nacional y que esta iniciativa fue "impugnada por Cataluña ante el Tribunal Constitucional".

    El ministro ha ensalzado las potencialidades del sector agroalimentario español, aunque ha planteado dos retos que en su opinión deben acometerse en los próximos años: la agrupación de las cooperativas agrarias y aumentar el valor de los productos para competir en tramos de precios superiores a los actuales.

Lamenta que no haya un sentido de unificación entre las cooperativas


    "Hay equipo para jugar en la liga mundial de mercado agroalimentario", ha asegurado Cañete, quien no obstante ha lamentado que en España sea tan complicado que varias cooperativas unan sus fuerzas, ya que de este modo compiten en desigualdad de oportunidades con los "grandes grupos" y no pueden acometer mercados como el chino.

    En este sentido, el ministro se ha comprometido a apoyar a aquellas cooperativas que decidan unirse y trasciendan el estatus autonómico para conseguir abrirse a nuevos mercados, aunque ha reconocido la dificultad de este paso: "es difícil que se integren dos cooperativas del mismo pueblo y absolutamente imposible que lo hagan dos cooperativas de autonomías vecinas".

    En la misma mesa redonda ha participado también el vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, quien ha señalado al "sano, equilibrado y rentable" sector agroalimentario como "estratégico" para que España supere la crisis económica.

    En el turno de preguntas de la mesa redonda, la consejera de Agricultura y Ganadería de Castilla y León, Silvia Clemente, ha valorado el trabajo del Ministerio en la negociación de la PAC y únicamente ha dudado de los resultados que pueda haber en uno de los últimos escollos, en alusión a la denominada "convergencia".

    Clemente ha afirmado que "la transferencia de fondos que se pudiera producir entre unas autonomías y otras por el tipo de cultivos que acojan podría perjudicar seriamente a sectores que tienen mayores costes de producción y eso sería tremendamente injusto".

    Sobre este asunto, el ministro ha explicado que están trabajando en la línea de que los pequeños agricultores queden exentos de algunos de los condicionantes para que perciban prácticamente la misma cantidad que venían percibiendo ahora.

    Por otra parte, ha añadido que en la última reunión avanzó a los responsables de la reforma que España puede hacer de este asunto "casus beli" y que podría llegar a no votar a favor de la nueva PAC.