Arias Cañete: el hambre sigue siendo la mayor pandemia de la humanidad

0
11

    Sin embargo, ha apuntado que el hambre no es el principal problema, sino las dificultades para que los alimentos lleguen, una situación que "no es un desafío técnico, sino de índole política, un problema de conciencia que nos afecta a todos".

     Entre las soluciones, ha citado la agricultura "entendida como fábrica de alimentos", por lo que ha abogado por aprovechar mejor las variedades locales y reducir el desperdicio de alimentos, una medida que podría paliar una parte importante del problema del hambre.

     El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Graziano da Silva, ha afirmado posteriormente, en rueda de prensa, que desde el año 2000 España ha aportado 400 millones a esta organización, para materias como seguridad alimentaria, desarrollo rural y emergencias.

     Da Silva ha recalcado que los proyectos en los que más relevancia tiene la aportación española se sitúan en Centroamérica y que, pese a la crisis y a la situación económica, se han mantenido el apoyo a las iniciativas en marcha, "una continuidad muy importante" en el abordaje de asuntos como la seguridad alimentaria.

     Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo ha afirmado en la inauguración que la lucha contra el hambre sigue siendo la "estrella polar" en los Objetivos del Milenio a sólo 1.000 días para que cumpla su plazo, ya que todavía 850 millones de seres humanos pasan hambre.

     El responsable de Exteriores ha abogado por poner el foco en un crecimiento "inclusivo" y por la gobernanza económica, en la participación ciudadana y en el respeto de los derechos humanos de las minorías y de colectivos como las mujeres y los niños.

     La viceministra de Asuntos Multilterales de Colombia, Patty Londoño, ha expresado en su intervención que en el encuentro de hoy y en las políticas futuras es importante no conformarse con acuerdos de "mínimos", sino instar a conseguir "logros irreversibles" para la erradicación de pobreza y alcanzar la seguridad alimentaria.

     A juicio de Londoño, el eje de las nuevas políticas debe ser la sostenibilidad, la equidad entre los países y alcanzar estrategias de futuro, con el fin de que "las generaciones futuras tengan una vida digna"

     La Reunión de Alto Nivel sobre Hambre, Seguridad Alimentaria y Nutrición que la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha contado con la participación de 32 países y 17 agencias internacionales, que debaten las bases para la lucha contra el hambre en el mundo más allá de 2015, una vez que venzan los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

     La ceremonia de clausura contará con la participación del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.