Arias Cañete es ratificado por la Eurocámara como nuevo comisario de Clima y Energía

0
10

      El próximo eurocomisario español de Clima y Energía pasó ya este lunes por el visto bueno de la comisión de Asuntos Jurídicos, que volvió a evaluar su declaración de intereses después de que así lo reclamara el grupo socialista en la audiencia que realizó en el PE el pasado 1 de octubre.

     Pons destacó que las carteras de Clima y Energía, de las que se hará cargo Arias Cañete, "eran dos comisarías en la pasada legislatura" por lo que "hoy hay una buena noticia para los intereses de España, que ha ganado fuerza". Pons se refirió a los eurodiputados que no le han dado confianza al ex ministro español, señalando que "solo los fascistas de extrema derecha, los comunistas de extrema izquierda y algunos socialistas españoles desorientados, han votado contra Cañete".

     A su juicio los socialistas "han hecho un ridículo monumental. Se han llenado la boca pidiendo el no a Cañete y no han convencido al resto de sus compañeros de los socialistas europeos". Hablan de un voto marcado por otros intereses dentro de la CE

     Por su parte, la jefa de filas del PSOE en la Eurocámara, Iratxe García, destacó que "el 40 por ciento de parlamentarios han votado en contra que Cañete como comisario, lo que es una mala noticia para España y deteriora la imagen de nuestro país".

Insinúan presiones del PP con otros intereses en la CE

      A propósito de que entre los votos a favor del comisario Cañete estuvieran los de algunas delegaciones socialistas europeas, García opinó que "solo cuando el chantaje ha sido planteado por el PP (en términos) de que si no sale Cañete, se bloquea toda la Comisión, algunos socialistas europeos han pensado que era más responsable votarle".

     En su opinión ese aval de parte de algunos socialistas europeos se ha producido "bajo la condición de que el vicepresidente primero, Frans Timmermans, va a tener el área de responsabilidad medioambiental, es decir, que Cañete va a estar tutelado, lo que hace evidente que hay falta de confianza hacia la figura de Cañete", señaló.

     Por su parte, Marina Albiol (IU) lamentó que Cañete pasara el trámite de su recomendación en el PE y culpó a los socialistas españoles "que no han hecho una apuesta decidida por tumbar a Cañete". La eurodiutada de IU apuntó que lo que más preocupa a su formación es "que Cañete es una persona que tiene intereses clarísimos con empresas petroleras y va a gestionar la comisaría de Clima y Energía", señaló en declaraciones a Efe.

Ha tenido que pasar un cara a cara de 45 preguntas

     Arias Cañete defendió en un "cara a cara" con los eurodiputados el 1 de octubre su idoneidad para el cargo en una audiencia en la Eurocámara en la que explicó sus prioridades políticas. El ex ministro español enumeró durante más de tres horas de audiencia y 45 preguntas sus prioridades políticas, entre las que incluyó una ambición de eficiencia energética con objetivos vinculantes, apoyo a las renovables y una mayor diversificación energética para que Europa deje de tener esta fortísima dependencia exterior.

     En su audiencia, Cañete pidió perdón por sus comentarios "desafortunados" durante la campaña para las europeas sobre las mujeres, y aseguró que ni él ni su familia directa tenían intereses en ninguna petrolera después de vender las acciones que poseía en Ducor y Petrologis tras conocer que iba a ser designado comisario de la cartera de Clima y Energía.

    El aval de Cañete se produjo después de que los eurodiputados votaran a favor de retirar a la ex primera ministra eslovena Alenka Bratusek como vicepresidenta de Unión Energética, por lo que deberá ser sustituida por un compatriota en los próximos días.