Arias Cañete lo tiene claro: “La innovación ya no es una opción, es una necesidad”

0
7

    A juicio del ministro, los datos muestran la relevancia de las marcas y su contribución a dos aspectos vitales, el empleo y la exportación, junto con el importante papel que desempeñan en la innovación de productos. “Defendéis principios esenciales en todo proceso económico, como son la libertad de elección, la diversidad de oferta y la libre competencia, que fomentan el desarrollo e impulsan la innovación y la excelencia”, ha explicado.

   En su intervención, Arias Cañete ha recordado cómo al principio de esta legislatura España estaba al borde del rescate, “una situación que despertaba incertidumbre y desconfianza”. Dos años después, ha añadido, el Gobierno ha impulsado una serie de cambios estructurales que han permitido que  “nuestro país esté ya en el camino de la recuperación”.

   El ministro ha apuntado que estas “medidas de calado” también se han aplicado al sector agroalimentario, “un sector que aporta en todas sus fases de producción, transformación, comercialización y distribución, el 8,3% al PIB nacional, y sustenta el empleo de más de 2 millones de personas”.

Exportaciones en máximos históricos

También ha destacado su aportación a la mejora de la balanza comercial, con unas exportaciones que en 2012 supusieron “un máximo histórico” de más de 36.100 millones de euros, el 16,2% del total exportado, con un crecimiento del 9% respecto al año anterior y un saldo positivo cercano a los 6.000 millones de euros. Además, los datos de enero a noviembre muestran que continúa este proceso, con un incremento del 3,8% en la exportación y de un 40,9% en el saldo.

   Para consolidar esta posición, Arias Cañete considera imprescindible dotar al sector agroalimentario de un horizonte de estabilidad y poner a su disposición herramientas para reforzar su competitividad, “que le permitan producir con calidad acreditada y comercializar a escala global, en las mejores condiciones”, ha recalcado.

   De esta forma, Arias Cañete ha asegurado que este Gobierno ha logrado garantizar para el sector agrario español ese marco de estabilidad, gracias a las negociaciones en la reforma de la Política Agrícola Común. Según ha señalado “hemos logrado garantizar unas ayudas de 47.000 millones de euros hasta el año 2020, unas ayudas que suponen cerca del 30% de la renta agraria de cerca de 900.000 agricultores y ganaderos”.

   Además, “con el modelo de aplicación acordado para nuestro país se fortalece el sector productor y la vertebración del sistema agroalimentario”, ha completado.