Arias Cañete prevé que el Gobierno apruebe mañana la ley de cadena alimentaria

0
2

   Sobre la crisis de precios que atraviesa el sector lácteo, tema que ha ocupado la mayor parte de la comparecencia, ha señalado que los últimos datos disponibles apuntan a "un cambio de tendencia" en las cotizaciones, que en septiembre subieron por primera vez tras ocho meses de descensos "en una proporción importante", evolución que se mantuvo en octubre y noviembre.

    El ministro ha expresado que el Gobierno sigue "muy de cerca" la situación y ha adoptado un conjunto "amplio" de medidas en el que se seguirá avanzando "con celeridad", como el convenio de colaboración con la distribución y la industria láctea, que ha llevado a impulsar el citado sello sostenible para este producto.

    Según ha recordado, en septiembre consiguió que Bruselas autorizase un reparto extraordinario de ayudas al sector lácteo en forma de derechos de pago único, por importe de 31 millones de euros, que previsiblemente podrán abonarse a los productores el próximo junio; así como que en octubre se aprobó el Real Decreto que regula los contratos lácteos.

    Ha instado al sector a ir hacia la concentración de la oferta, y en este sentido ha lamentado que desde la aplicación del nuevo paquete lácteo solo se hayan constituido tres organizaciones de productores, a las que se suma otra en tramitación.

    Con respecto al estado de las negociaciones sobre la reforma de la Política Agraria Común (PAC) y el marco financiero para 2014-2020, ha indicado que España continuará "liderando" la defensa del presupuesto junto con otros países aliados como Francia e Irlanda.

    España defiende limitar la superficie elegible para evitar que reciban ayudas hectáreas improductivas, flexibilizar la aplicación del pago verde (el condicionado a requisitos ambientales) para que solo se exija a partir de un umbral de 20 hectáreas y excluir de estas exigencias a los cultivos permanentes, ha precisado.

    También ha remarcado que la voluntad del Ejecutivo es que el pago base se fije con criterios uniformes para todo el Estado, así como defender mantener el nivel actual de las ayudas asociadas voluntarias para determinadas producciones.

    Por parte de los grupos que habían solicitado peticiones a la comparecencia, la diputada de la Izquierda Plural Laia Ortiz ha defendido que España debería apostar en la reforma de la PAC por una agricultura más sostenible y que fomente el ahorro del agua.

    El diputado socialista Alejandro Alonso ha reclamado más medidas frente a la crisis láctea, como solicitar ayudas acopladas para la ganadería de leche, y que el nuevo presupuesto de la PAC no tenga "ni un euro menos" que el vigente.

    Desde el Grupo Mixto, la diputada del Bloque Nacionalista Galego Olaia Fernández Dávila ha pedido que el Gobierno dé garantías al sector de la ganadería de leche de que los precios cubrirán los costes de producción, ya que la crisis ha provocado la pérdida de más de 10.000 puestos de trabajo en tres años y ha puesto a explotaciones "al borde de la suspensión de pagos".

    Por parte del resto de formaciones, desde el Grupo Vasco Joseba Aguirretxea, entre otras cuestiones, ha mostrado su preocupación por la reducción de los fondos para los planes de desarrollo rural.

    Desde UPyD, Toni Cantó ha considerado que las medidas tomadas frente a la crisis láctea no han supuesto una mejora.

    diputado de CiU Marc Solsona ha reivindicado un apoyo en la nueva PAC a la ganadería intensiva como la de Cataluña.

    Desde el Grupo Popular, José Cruz López Lapazarán ha destacado que el Gobierno ha estado "al frente" de la crisis láctea y ha criticado al Grupo Socialista por "olvidar" que el anterior Gobierno "apenas" tomó medidas para la reestructuración del sector.