Los productores de la naranja andaluza han iniciado la campaña 2016/17 con retraso en comparación con el ciclo normal de producción y con falta de calibre en la fruta, todo ello motivado por el período de precipitaciones y su escasez y por las altas temperaturas de la primavera y el verano.

Según los datos del último informe que sobre este fruto ha realizado el Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía, consultado por Efe, el retraso en el inicio de la campaña puede cifrarse, según la zona, hasta los veinte días.

Este hecho se debe principalmente a las precipitaciones recogidas en mayo, que causaron la caída de la flor procedente de la primera floración del árbol, por tanto, el cuajado de la fruta procede de las segundas y terceras floraciones del árbol, es decir, floraciones más tardías.

la campaña se caracteriza por tener un mayor porcentaje del volumen cosechado de calibre pequeño

Esto ha provocado que sean pocos los agricultores que han comenzado la recolección, con objeto de dar respuesta a compromisos comerciales, a pesar de que la fruta no se encuentra en el estado óptimo de comercialización.

Asimismo, el informe resalta que esta campaña caracteriza por tener un mayor porcentaje del volumen cosechado de calibre pequeño, motivado por las altas temperaturas registradas durante la primavera y el verano, unido a las escasas precipitaciones.

Según las zonas de producción así como del tipo de agricultura, el porcentaje de producción que presenta pequeño calibre puede estar entre el 40% y el 80%.

Por lo general, la mayor parte de la producción corresponde a fruta con un calibre mediano, con un tamaño menor a 80 milímetros, habiendo un reducido porcentaje de producción con un tamaño superior a los 90 milímetros.

Esto podría suponer una disminución de las exportaciones andaluzas de naranja de mesa, en detrimento de la ampliación de la oferta en el mercado nacional o un destino industrial de esta fruta para la elaboración de zumos.

Por lo que respecta a los precios de la naranja, se indica que a diferencia de la campaña precedente donde éstos fueron altos debido a una baja oferta de producto y a una buena calidad del mismo, esta campaña arranca con precios más bajos.

La calidad de la fruta resalta por su alto contenido en azúcares y proporción de acidez, lo que repercute en su rendimiento de zumo; las altas temperaturas han ayudado a obtener unas buenas características organolépticas de las naranjas en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here