Arrancan las obras para garantizar el suministro de agua a la comarca de El Condado (Jaén)

0
10

      El sistema de abastecimiento con origen en el embalse de Dañador se puso en servicio en 1965 para resolver los problemas de suministro de agua potable que registraban los núcleos de población incluidos en la comarca de El Condado. Este sistema incluía la construcción e instalación de una planta depuradora de agua potable con una capacidad de 60 litros por segundo, que se completó con la construcción de 6 partidores de caudal, depósitos de regulación y 8 estaciones de elevación.

     En la actualidad aún se mantiene en funcionamiento la red de fibrocemento original, lo que además de impedir el aprovechamiento íntegro de los volúmenes de los depósitos de regulación general del sistema, está provocando que desde hace años se produzca un importante número de averías en determinados tramos, lo que conlleva, en numerosas ocasiones, el corte del suministro a la población.

     Por este motivo, el  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se marcó como una prioridad solucionar esta cuestión retomando el proyecto que estaba redactado en su día adaptándolo a la legislación ambiental y ajustándolo “escrupulosamente” a la realidad.

     Esta actuación, ha recordado el presidente de la CHG, se enmarca dentro de las directrices que establece el Plan Hidrológico del Guadalquivir, que considera prioritario lograr la satisfacción de las demandas de agua, proteger su calidad y economizar su uso.

     La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir finalizó recientemente una de las actuaciones previstas para garantizar el suministro de agua a El Condado con el acondicionamiento del abastecimiento del Víboras-Quiebrajano y El Condado.

Dos actuaciones

Las dos actuaciones que se han iniciado hoy y la que ya se finalizó recientemente para poner fin a los problemas de abastecimiento de agua a los ocho municipios que conforman esta comarca jiennense conllevan una inversión de 3,7 millones de euros.

     La primera de ellas comprende el tramo Partidor-Banderín Partidor-Castellar y supondrá la instalación en zanja de 13.363 metros de tubería de fundición dúctil de 400 milímetros de diámetro en una traza paralela a la conducción actual. Esta tubería dispondrá de los correspondientes desagües y ventosas a lo largo de su traza para garantizar la evacuación y admisión de aire.

      La segunda actuación se centra en el tramo Castellar-Santisteban, donde se instalará también una tubería de fundición dúctil a lo largo de 8,8 kilómetros en una traza paralela a la conducción existente y adecuándose a la distribución del cultivo del olivar. En aquellos tramos en los que las pendientes longitudinales superen los máximos establecidos por los fabricantes se procederá a la instalación aérea de la conducción sobre apoyos de hormigón.

     En ambos tramos, la CHG va a sustituir el sistema de funcionamiento actual a base de partidores por nudos de válvulas con el fin de impedir la rotura de carga y mejorar el funcionamiento hidráulico de la conducción para, de esta forma, garantizar el llenado completo de los depósitos de regulación de las localidades de Castellar y Santisteban.

38 millones de euros en inversionesen Jaén

     En el transcurso de su intervención, Manuel Romero ha asegurado que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir siempre ha mirado “con especial atención” a la provincia de Jaén.

      No en vano, ha dicho, el Organismo de cuenca ha invertido en esta provincia desde que se inició la presente legislatura casi 38 millones de euros que, unidos a lo que va a ejecutarse a lo largo de este año, sumará una inversión de 42 millones de euros al finalizar el presente año 2014.