ASAJA baraja llevar a los juzgados los contratos de la uva en toda CLM por irregulares e ilegales

0
14

     Cuando los precios están altos, se genera una tendencia a producir más provocando un stock y las consiguientes dificultades de comercialización y desestabilización del sector. Sin embargo, cuando los industriales y bodegas hunden los precios como este año, los viticultores no cubren ni los costes de producción provocando pérdidas económicas en sus explotaciones. "Esto supone debilitar un sector que en Castilla-La Mancha aporta grandes beneficios para la economía regional", destacan en una nota.

O intervienen las administraciones y lo harán los tribunales

    La Organización Agraria ha mostrado su desacuerdo con el sistema de contratación e imposición de precios que perjudica claramente a los productores, quienes podrán reclamar individualmente, por daños y perjuicios, en caso de encontrar anomalías en sus contratos.

     ASAJA de Castilla-La Mancha ya ha puesto en conocimiento de la Administración que este tipo de contratos pueden ser irregulares e ilegales y espera que se pronuncien al respecto en lo que puede ser una pérdida económica y una situación de indefensión y abuso sobre los viticultores.

    Ante esta situación, Villena y Fresneda apuntan a que es necesario buscar una solución basándose en una fórmula de fijación de precios que tenga en cuenta tanto los costes de producir la uva como el stock de campaña y la situación de los mercados.

    Por otro lado, y en relación a los rendimientos de producción, ASAJA de Castilla-La Mancha insiste en que deben cumplirse los requisitos establecidos en los pliegos de las denominaciones de origen e indicaciones geográficas protegidas, así como velar por parte de la Administración de tal cumplimiento, a fin de equilibrar el sector vitivinícola. En palabras del presidente de la Organización Agraria nacional, Pedro Barato, “las medallas de oro de los vinos se consiguen con la calidad y no con la cantidad”.

UPA respalda a la Mesa de Productores de Valdepeñas en sus protestas

      Por su parte, La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha expresado su apoyo a los viticultores de la Denominación de Origen Valdepeñas y señala que comparte la iniciativa que desde la Mesa de Productores se ha adoptado en la reunión mantenida este jueves en Valdepeñas.

     La organización agraria considera necesario que se ponga en conocimiento de los servicios jurídicos del sector los contratos que están presentando las principales bodegas de la zona y, por eso, ampara la posibilidad de la Mesa de Productores de Valdepeñas de interponer una demanda, si se comprueba que dichos contratos son nulos de pleno derecho al no aparecer en ellos un precio cierto con la vendimia ya comenzada, entre otras cuestiones.

      El secretario general de UPA CLM, Julián Morcillo ha recordado que “el 3 de agosto de 2013 se aprobó la nueva Ley de la Cadena Alimentaria, después de ser demandada durante mucho tiempo por el sector y obliga a que desde el 1 de enero todas la ventas de productos agrarios superiores a los 2.500 € tengan que ir acompañadas de un contrato, en el que entre otros aspectos, tiene que especificarse el precio”.

     El secretario general ha explicado que esta situación ha sido aprovechada por los grandes bodegueros al ser la uva un producto perecedero y ha insistido: “desde UPA CLM ya venimos advirtiendo desde finales de julio, de la intención de los industriales, que intentarían trasladar la situación de Mancha a Valdepeñas, cuando no son situaciones equiparables”.

      “No tiene sentido que los dos grandes industriales que compran uva en la D.O Valdepeñas hayan establecido un precio para esta campaña entre un 17 y un 51 por ciento inferior al del año pasado, sobre todo en las uvas amparadas a las normas de la Denominación de Origen”, ha añadido Julián Morcillo.