ASAJA Cádiz se felicita por la rebaja fiscal y UPA Extremadura se queja

0
12

   Para ASAJA Cádiz, la Orden HAP/660/2013 expone la reducción del índice de rendimiento neto de aquellas producciones agrícolas y ganaderas que se han visto afectadas por dichos fenómenos  Esta reducción fiscal, que solicitó oficialmente Asaja, será de aplicación en la declaración de la renta correspondiente al ejercicio fiscal de 2012 que deberán presentar los agricultores y ganaderos en las próximas semanas.

    Tal como manifestó ASAJA-Cádiz en los diversos informes que remitió a la Consejería andaluza de Agricultura, al Ministerio de Agricultura y al Ministerio de Hacienda, “no se puede tributar por unos ingresos que no se han obtenido”, por lo que en un año como el de 2012 en el que la mayoría de las explotaciones han estado en pérdidas a consecuencia de las heladas y la sequía, agravadas por el incremento de los costes de los insumos -un 5% los fertilizantes, el 7,8% la energía y los lubricantes y el 9,8% los piensos- y por el conocido desequilibrio en la cadena de valor, han sido muchos los sectores y cultivos que no han obtenido beneficios.

    Los índices de rendimiento neto en el Régimen de Estimación Objetiva de IRPF de 2012 que bajan en Cádiz son: Productos del olivo (0,18), apicultura (0,20), bovino de leche (0,16), cunicultura (0,07), ovino y caprino de leche (0,18), ovino y caprino de carne extensivos (0,09), cereales (0,13), leguminosas (0,13), frutos cítricos (0,13), frutos no cítricos: melocotón y nectarina (0,26), porcino de carne extensivo (0,09), porcino de cría extensivo (0,18), frutos subtropicales (0,26), flores y plantas ornamentales (0,16).

Enfado ganadero en UPA-UCE

    No todos son satisfacciones, ya que para UPA-UCE Extremadura fue la Comunidad Autónoma más afectada por la sequía en 2012, y uno de sus principales sectores ganaderos, el vacuno de carne, se ha quedado fuera de la rebaja fiscal que ha propuesto el Ministerio de Hacienda a los agricultores y ganaderos afectados. Para esta organización, la sequía de principios de año "desembocó en una subida de los costes de producción para las explotaciones ganaderas, llevando a muchas de ellas a la ruina ante la incapacidad de los productores de hacer frente a los incrementos de los insumos".

    Por ello, UPA-UCE Extremadura denuncia que este aspecto no se haya tenido en cuenta a la hora de elaborar la Orden que regula los nuevos índices de rendimiento neto de las actividades agrarias, ya que los ganaderos extremeños de vacuno se verán obligados a pagar a Hacienda sin que se tenga en cuenta la desastrosa campaña del año pasado.

   Para UPA-UCE Extremadura, esto supone "una muestra más de la falta de apoyo al sector por parte de la Administración Nacional, que además de afrontar la sequía de 2012 por sus propios medios y eliminar el apoyo a los seguros agrarios para la campaña siguiente, tiene que hacer frente a esta discriminación con respecto a otros sectores que si podrán optar a la reducción".

    Por ello, Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura, exige que el Ejecutivo nacional rectifique y reduzca los módulos del IRPF de 2012 a los diez mil ganaderos de vacuno de carne en la región, al igual que se ha hecho con otros sectores.