ASAJA calcula que la provincia de Avila dejaría de recibir 10 millones de euros anuales con la nueva PAC

0
4

ASAJA.- El presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila, Joaquín Antonio Pino, valoró muy negativamente la propuesta legislativa de la reforma de la Política Agraria Común (PAC), presentada ayer por el Comisario de Agricultura de la UE, Dacian Ciolos, ante el Parlamento Europeo, al considerar que el reparto de ayudas no favorece a España ni apoya el modelo productivo y de agricultor ‘superactivo’ que apoya ASAJA.

Según los cálculos de la organización profesional agraria (OPA), la provincia, en el marco de un recorte de los fondos del 11 por ciento, dejará de percibir alrededor de 10 millones de euros anuales, mientras que Castilla y León perdería 110 millones de euros cada año.

La denominada ‘tasa plana’ de pago único por hectárea, prevista a partir de 2014, destinada a compensar la pérdida de poder adquisitivo de los agricultores, está basada en la superficie y no ligada a la productividad, lo que supone castigar a los cultivos más productivos, como el regadío o el vacuno de leche en Ávila, algunos de los sectores que más inversión en tecnología han tenido en los últimos años.

Además, se confirma el ‘reverdecimiento’ de las ayudas en una PAC ecologista que hará peligrar la competitividad y por tanto la viabilidad de las explotaciones, con costes adicionales para agricultores y ganaderos. Asimismo, la diversificación de cultivos, en una provincia como la nuestra, supone poner freno a la capacidad productiva a través de “barbechos obligatorios” o sistemas de rotación complejos.

La propuesta de la CE tampoco corrige los desequilibrios existentes en la cadena de valor, y sigue permitiendo el atropello que la distribución ejerce con el productor en cuestión de precios.

La OPA también critica que el Ejecutivo comunitario exonere a los perceptores de menos de 5.000 euros de la justificación de su condición de agricultor en activo. En aras a la legitimación de los pagos de la PAC, defendemos que sean beneficiarios de los pagos aquellos que realizan una labor productiva en las tierras, independientemente de su tamaño. Por ende, el criterio que utiliza, relacionando los pagos directos a la renta total, puede dar lugar a situaciones injustas.

“La PAC propuesta no nos gusta. Está alejada de la realidad, elaborada desde los despachos. Exigimos una apuesta real por el sector, en lugar de darle la puntilla y condenarlo al abandono y el fracaso”, señaló Joaquín Antonio Pino, antes de apuntar que “la reforma de la PAC, tal y como la ha planteado la Comisión Europea, sería desastrosa para el campo y nuestros pueblos”.

La propuesta legislativa de la PAC genera más burocracia e incertidumbre, no apoya a la agricultura productiva ni al agricultor ‘superactivo’, ni da respuesta a las necesidades de los agricultores y ganaderos. En suma, ASAJA considera que la propuesta de la Comisión Europea supone un claro retroceso en la búsqueda de explotaciones viables, competitivas y orientadas al mercado, por lo que exige un cambio de rumbo y una posición común fuerte a nivel nacional, con alianzas estratégicas con otros países europeos, para afrontar las negociaciones.