ASAJA Castilla y León destituye a sus cargos de Valladolid y apoya al presidente regional

0
4

    La decisión de destituir a los dos representantes vallisoletanos y pedir la dimisión de junta directiva provincial se ha tomado después de que el juzgado de instrucción número 5 de Valladolid haya abierto una investigación sobre Lino Rodríguez, como presunto autor de un delito de falsedad, administración desleal y estafa en la utilización de unas tarjetas de crédito expedidas con cargo al sindicato agrario.

      Según dijo el martes Donaciano Dujo, el objetivo de estas destituciones es evitar que el sindicato agrario se vea inmerso en el proceso judicial abierto contra Lino Rodríguez y su imagen salga dañada.

     En un comunicado, la organización regional ha lamentado "el daño que, por acción u omisión, ha causado a la organización y a la imagen de ASAJA el presidente provincial de Valladolid, Lino Rodríguez".

      También, ASAJA de Castilla y León ha expresado "su total apoyo a las decisiones y gestión desarrolladas por el presidente regional, Donaciano Dujo", al que califica como "líder respetado por su honestidad e independencia en el sector agrario regional y nacional".

Culpan al ex gerente de Valladolid y hablan de "cacicada"


    Por su parte, Lino Rodríguez, en declaraciones a EFE, ha argumentado su negativa a dimitir en su intención de "aclarar" el estado del sindicato agrario en Valladolid generadas, a su juicio, por el exgerente provincial Fernando Redondo, al que considera promotor de los "enredos" que, a su juicio, se han detectado en la organización de Valladolid.

    Lino Rodríguez ha acusado al exgerente de "desleal" y de llevar a cabo "operaciones" que desconocía la junta directiva provincial.

     La semana pasada Lino Rodríguez anunció la presentación de una querella contra el exgerente después de una investigación promovida por la junta directiva provincial que ha durado seis meses y complicada en su desarrollo por la cantidad de documentación reunida.

    En otro comunicado, esta vez de la junta de Valladolid, se considera una "cacicada" la decisión de la junta directiva regional cuando "no hay una sentencia firme ni siquiera juicio" y se acusa de a Donaciano Dujo de actuar "por envidia, celos y rencor" para apoderarse de "la única organización que ha pedido siempre más reivindicación y actuación ante los problemas del campo".