ASAJA GRANADA espera mayor sensibilidad de la nueva delegada

0
29

ASAJA .- Las expectativas para el nuevo año agrario que comenzará pasado el verano no son mejores que las de la pasada campaña que ya atravesó una difícil coyuntura con la subida del IVA; la no convocatoria por parte de la Junta de Andalucía de varias líneas de ayudas agroambientales; la no convocatoria de las ayudas para la promoción de nuevas tecnologías en maquinaria y equipos agrarios ni las ayudas del Plan Renove, que no parecen asomar tampoco este año; la negativa a la aprobación del Almacenamiento privado de aceite de oliva, que sigue en espera, o la firma del Acuerdo UE-Marruecos, que aún nos tiene en vilo, junto con el incesante problema de los bajos precios de los productos en origen y del aumento de los costes de producción agravados ahora por la mala gestión de la crisis alimentaria en Alemania que ha salpicado injustamente a nuestros productores. Siguen enquistados problemas como la falta de relevo generacional en el campo, la deficiencia de infraestructuras hidráulicas, la reconversión del olivar, que no se soluciona con la Ley del Olivar actualmente en trámite parlamentario.

 Están en el aire las negociaciones sobre la PAC que entrará en vigor a partir de 2013, de vital importancia para el futuro de nuestra agricultura. Y siguen sin cumplirse por parte de la Administración central y autonómica las medidas prometidas para salir de la crisis como la implantación definitiva del gasóleo profesional , que tras la nueva propuesta de la Comisión Europea de revisión de las normas de fiscalidad de los combustibles se complica aún más; el abaratamiento de las tarifas eléctricas al regadío, promesa de Zapatero a las OPAS en diciembre de 2009; el incremento del IVA repercutido a los ganaderos para equipararlo al de los agricultores, olvidado en las reducciones fiscales de la actual campaña de la Renta, o la elaboración de planes de apoyo consistentes para sectores en pérdidas (aceite de oliva, aceituna de mesa y ganadería).

Todos estos asuntos preocupan a esta organización agraria y así se lo hace saber a la nueva responsable de la administración autonómica, ya que estarán en todos y cada una de sus reivindicaciones como principales caballos de batalla, al tiempo que pone su confianza en que ocupen también su atención alentando las esperanzas de los agricultores y ganaderos granadinos de salir a flote.