ASAJA insiste en que la desmesurada subida de las tarifas eléctricas amenaza al regadío

0
12

     Según señala en una nota de prensa, las continuas subidas de la factura eléctrica, un 110% en 2008 con la supresión de las tarifas especiales de riego tras la incorporación del sector al mercado libre, un 230% con la reforma aplicada a la energía el pasado mes de agosto de 2013 y la última en enero de 2014, amenazan la agricultura de regadío por los insostenibles costes energéticos que deben soportar las explotaciones.

    En Granada se ven en peligro cultivos como las  hortalizas (el 95% de la superficie existente), olivar de secano (el 25% de la superficie total  de olivar), cereales de secano (el 20% de la superficie total), almendro (el 5% de la superficie total), viñedo, tubérculos y frutales y cítricos (el 100% de la superficie total). El sector se levantó en pie de guerra en toda España, en marzo de 2014, para reclamar el reconocimiento estacional del regadío y pagar por la energía realmente consumida y no por la máxima potencia contratada durante todo el año aunque no se riegue. A día de hoy no hay ningún resultado ni respuesta por parte de la Administración central para dar solución al problema.

Apuesta por el riego del bombeo solar fotovoltaico

     Así, la Asamblea General de Socios de ASAJA Granada focalizó su atención en este asunto y apuntó como fórmula eficaz para reducir los costes energéticos la aplicación en riego del bombeo solar fotovoltaico, que ya comienza a calar en el sector.

     Se sopesó, además, todo lo acontecido durante el pasado año 2013 y las perspectivas actuales y de futuro. En primer lugar, se analizó todo el proceso negociador de la reforma de la PAC 2015-2020, desde la incertidumbres y temores sobre posibles recortes en las ayudas hasta su progresiva clarificación y visión más positiva con la firma del acuerdo político de base entre los Estados miembros de la UE que eliminó a la tasa plana y adoptó un sistema de pago por comarcas agrarias que evitará el trasvase y pérdida de fondos en España.

    Asimismo, se trató sobre el aumento de los robos en el campo en nuestra provincia y las medidas que incluye el nuevo plan diseñado por el Gobierno para combatir esta lacra; la necesidad de incentivar con ayudas la modernización y a la incorporación de jóvenes agricultores por parte de la Administración autonómica en lugar de suspender convocatorias o retrasar los pagos; el nuevo bloqueo sobre la fórmula de financiación pública o público-privada y la duda sobre renovación o no por parte del Ministerio de Medio Ambiente de la encomienda de gestión a la Junta de Andalucía que ya infringió una vez; la bajada en contratación de los seguros agrarios y responsabilidad de las Administración autonómica  por eliminar las ayudas y de la Administración central por reducirlas; la salvaguarda de la Vega de Granada de la especulación con fórmulas que no conviertan este espacio emblemático en un parque cultural ajeno a los agricultores; las expectativas en la Ley de la Cadena Agroalimentaria para equilibrar los precios, entre otros muchos asuntos de calado.

José Hita, reelegido presidente por cuarta vez

     Por último, José Hita Castro fue proclamado presidente por cuarto mandato, en la Asamblea Electoral extraordinaria convocada a estos efectos.  El reelegido presidente resaltó el arduo trabajo de esta organización agraria en la defensa de los agricultores y ganaderos de nuestra provincia y manifestó, asimismo, su deseo de continuar en las grandes líneas de lucha de los últimos años: mantener el relevo generacional, la mejora de las infraestructuras agrarias, perfeccionar los seguros agrarios, acabar con la lacra de los robos en el campo, el equilibrio de precios en la cadena agroalimentaria, entre otros, sin perder de vista los desafíos que se le plantean al sector: la adecuación a las exigencias de la nueva PAC, el fomento de las energías renovables o la producción ecológica.