Asaja insta a consejera que "abandone el alarmismo gratuito" con reparto PAC

0
2

EFE.- Con esta postura, Asaja se desmarca de la posición de la Junta y de UPA y COAG, que denuncian un recorte de fondos para Andalucía de unos 600 millones de euros con la aplicación de la nueva política Agraria Comunitaria.

En un comunicado, Asaja ha asegurado que en el modelo de regionalización para el nuevo periodo Andalucía no trasvasará fondos a otras comunidades y “no sólo se mantiene el nivel de apoyo sino que incluso se daría un ligero trasvase a favor, tal como reconoció la Consejería en la última mesa de interlocución”.

Esto no quiere decir que “todo quede igual”, ya que la repercusión económica en cada agricultor y ganadero, que no se conocerá hasta 2015, no responde a un patrón homogéneo, si bien los trasvases se limitarán a agricultores de la mismas comarcas y similares orientaciones productivas, ha precisado.

Según Asaja, el modelo que se implantará a partir de la próxima campaña quedó fijado en la Conferencia Sectorial de julio de 2013, en la que se decidió el destino del 88 % del presupuesto de la PAC y en la que se adoptó el modelo regional estratificado que proponía Andalucía y que aparcaba definitivamente la temida “tasa plana”, que hubiera supuesto la pérdida de más de 1.000 millones de euros.

Por tanto, lo único que queda por dilucidar de la nueva PAC son los requisitos para la percepción de los pagos acoplados y la determinación importe para fijar los estratos o regiones que contempla el nuevo modelo de pago básico, que deberá contar con un número máximo de 24 para que el rango de los últimos estratos sea menor, favoreciendo a todos los sectores productivos andaluces.

Este asunto quedó reflejado en el acuerdo del pasado 2 de julio entre las organizaciones agrarias, cooperativas y la Consejería de Agricultura, y es lo que “debería haber defendido” la consejera en la Conferencia Sectorial celebrada ayer en Madrid.

Sin embargo, Asaja ha lamentado que “por sus declaraciones parece que ni siquiera lo abordó y mantuvo su estrategia de alarmismo y confrontación que tan pobres resultados está dando”.