ASAJA no “recibirá bien” a Arias Cañete si va a Castilla y León “a provocar y no a pagar”

0
10

    Según se señala en una nota de prensa, la información ofrecida recientemente en la reunión del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con las organizaciones profesionales agrarias, entre ellas ASAJA, "el ministerio de Arias Cañete adeuda a Castilla y León 43 millones de euros, lo que está bloqueando pagos a los ganaderos y agricultores profesionales por importe de 172 millones de euros, abonos que en la mayoría de los casos corresponden al ejercicio 2012 y anteriores. Estos fondos son los destinados a la incorporación de jóvenes al campo, planes de mejora de explotaciones, proyectos de grupos de acción local, ayudas agroambientales, ayudas a zonas de montaña y desfavorecidas y modernización de regadíos, entre otras líneas de apoyo al sector. La mayoría de estos fondos tienen como destinatarios a explotaciones de tipo familiar agrario, en las que se ejerce la actividad de forma profesional a título principal".

   ASAJA de Castilla y León considera que el Gobierno, a través del ministerio de Agricultura, está poniendo "en serio peligro la llegada de los fondos europeos para la modernización del campo, y que se está ganando una imagen de irresponsabilidad y falta de compromiso a los ojos de la administración de Bruselas, imagen que deslegitima a nuestro país para reivindicar una política agraria fuerte, con presupuesto suficiente, cercana al ciudadano y con capacidad de dar respuesta rápida a los problemas".

    Asimismo, ASAJA considera que el campo no se merece un Gobierno que desprecie a Castilla y León, "no se merece a un ministro de Agricultura que actúe a capricho y al dictado de su propia soberbia, y que es el momento de que todas las autoridades agrarias, del Estado y de la Junta trabajen a lo unísono, en sintonía con los legítimos representantes de los agricultores, para apoyar a un sector primario que está en crecimiento y vendiendo en el exterior, generando empleo y riqueza, y que es el momento de conseguir en Europa una buena política agraria que nos haga ser todavía más competitivos".