ASAJA pide reunirse con Gallardón y éste manda más agentes al campo almeriense

0
4

    El objetivo de las medidas que persigue ASAJA es evitar la sensación de que robar sale “gratis”, apunta Francisco Vargas, y para ello es necesario la modificación del Código Penal de forma que también se tenga en cuenta la peculiaridad de los robos en el campo.
 
    Actos vandálicos en explotaciones, robos  de utensilios, animales y productos están en el día a día de muchos agricultores y ganaderos. En Almería, ASAJA estuvo reunida a principios de año con el Subdelegado del Gobierno para abordar la preocupación por este tema que se manifiesta de forma constante a lo largo de todo el año y que motiva que la propia sensación de impunidad existente lleve a los agricultores y ganaderos a no presentar denuncia alguna. “Hay agricultores que optan por no poner puertas para evitar destrozos en las fincas, esta situación no se puede tolerar”, señala Francisco Vargas presidente de ASAJA-Almería, “y es más como los propietarios se ven desbordados por la situación llegan incluso a ponerse en riesgo, vigilando de noche su propia explotación u organizando patrullas”.

    La organización, que lleva mucho tiempo trabajando sobre esta problemática, ha valorado el trabajo que desempeñan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, sin embargo, “si no va acompañado de sanciones económicas y penales elevadas no es suficiente y podemos encontrarnos con casos alarmantes de personas multireincidentes que salen a la calle sin mayores consecuencias”.  Es necesario que a estas actuaciones policiales se le acompañe de la petición de los fiscales de las penas máximas por los delitos cometidos y por la aplicación de las mismas por parte de los responsables del Ministerio de Justicia, es decir, desde los propios jueces.

40 agentes de refuerzo para Almería en abril

    Al menos 40 agentes de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil se desplazarán a Almería durante el mes de abril para reforzar la vigilancia en las principales zonas agrícolas de la provincia, ha anunciado el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca.

     Se trata del segundo refuerzo de este tipo que se produce en las últimas semanas dentro de Plan contra los Robos en Instalaciones Agrícolas y Ganaderas, después de que el pasado mes de febrero llegaran a la provincia más de 40 miembros de los GRS y un escuadrón de la caballería de la Guardia Civil. Las organizaciones agrarias han denunciado un aumento de los robos en las zonas agrícolas, en las que los ladrones "ya no solo roban en los invernaderos, sino que roban los propios invernaderos".

     En un comunicado, García Lorca ha subrayado "la lucha contra la inseguridad en el campo es una prioridad para el Gobierno" y ha afirmado que "durante los últimos meses se ha intensificado" esta labor, principalmente en la zona del Poniente, "gracias al refuerzo con nuevos efectivos por parte de la Guardia Civil".

     Asimismo, el subdelegado del Gobierno ha señalado que se han puesto en marcha campañas y controles específicos en los puntos de venta de chatarra y de utensilios de segunda mano para el campo, además de controles en las instalaciones portuarias para impedir la posible salida de material robado.

     García Lorca ha instado a las organizaciones agrarias a que informe a sus miembros de la necesidad de denunciar las sustracciones de material, utensilios de labranza, cableado, estructuras de invernaderos o instalaciones de riego, o cualquier otro hecho delictivo que se produzca en sus explotaciones agrícolas y ganaderas.

     A su vez, el subdelegado ha reclamado la colaboración de estas entidades y sus socios, para que rechacen cualquier tipo de utensilio de dudosa procedencia, "un acto delictivo frecuente en las zonas agrícolas".

     Por último, García Lorca ha asegurado que la reforma del Código Penal promovida por el Gobierno ahonda en la lucha contra las sustracciones en el campo, ya que "ha permitido que el hurto se convierta en delito, lo que ha supuesto un endurecimiento de las penas".