Asaja pide un plan de choque contra la delincuencia y los robos en el campo

0
12

   Pese a las reuniones periódicas que Asaja-Sevilla viene manteniendo con la Subdelegación de Gobierno y con la Guardia Civil y la Policía Nacional no se obtienen los resultados esperados, y "el problema lejos de atajarse de ha visto incrementado en el último mes, en el que el porcentaje de denuncias en las oficinas de ASAJA-Sevilla se ha incrementado en un 80%. Intensificándose especialmente en las comarcas de la Campiña, Estepa y el Bajo Guadalquivir".

   En las últimas semanas, según indican en su nota, los representantes de Asaja-Sevilla en todas las comarcas han detectado un significativo incremento del número de robos en explotaciones agrícolas y en instalaciones públicas y privadas del mundo rural. A los robos de tendidos eléctricos, transformadores, tubos e instalaciones de riego, aperos agrícolas o ganado, que desaparecen con relativa facilidad en explotaciones, vienen a sumarse los robos de cosechas y especialmente ahora de aceitunas de molino.

   "Ante la impunidad con la que actúan los ladrones cunde el desanimo y la desesperación entre los agricultores que, en algunas comarcas y al menos hasta que finalicen las campañas de recolección, han optado por contratar guardas particulares y organizar patrullas de vigilancia con carácter disuasorio, que en algún caso han dado lugar a enfrentamientos entre agricultores y delincuentes".

   Esta situación" preocupa enormemente en Asaja-Sevilla y así se lo hemos trasladado a la Comandancia de la Guardia Civil y a la Subdelegación del Gobierno instándoles a poner en marcha un Plan de Actuación urgente que incremente la presencia de efectivos en el campo y en los principales nudos de comunicación, que extreme el control sobre los puestos de compra de productos agrícolas y refuerce la coordinación con las distintas guarderías rurales, que con su presencia en el campo pueden suponer un apoyo fundamental en la lucha contra esta lacra".

   Asimismo, desde Asaja-Sevilla "queremos trasladar a los agricultores y ganaderos, las cooperativas y los habitantes del mundo rural algunas recomendaciones para evitar, en la medida de lo posible, los robos y los cuantiosos daños que estos saqueos provocan en las explotaciones. Así, ASAJA-Sevilla recomiendainiciar la recolección por las áreas más próximas a los caminos y carreteras en las zonas más visibles; no conceder permisos de rebusca hasta que no finalice totalmente el periodo de recolección, evitando que bajo este tipo de permisos se encubra la actividad delictiva de robo de cosechas; considerar elementos de riesgo la presencia o movimiento de personas desconocidas en la zona; emplear sistemas de sujeción para dificultar el robo de la maquinaria si ésta debe quedarse de noche en el campo; guardar las referencias de las maquinarias y utensilios empleados (marca, modelo, número de serie, etcétera); instalar alarma en las edificaciones que haya en la finca para guardar aperos y productos; tener a mano los teléfonos para avisar a la Guardia Civil o a la Policía Nacional (062, 091 ó 112); anotar las matrículas de vehículos sospechosos, y en caso de robo, presentar inmediatamente la denuncia".