ASAJA quiere ver ya, a las vacas de “El Mular” fuera de la provincia

0
5

ASAJA.- La organización agraria ASAJA ha recibido con satisfacción la noticia de que se ha formalizado un contrato de compraventa por la totalidad de las vacas y bueyes sayaguesas de las explotación El Mular, ubicada en la comarca de Omaña, contrato que se elevaría a escritura pública en los próximos días. Un empresario habría llegado a un acuerdo con el administrador concursal y al parecer su voluntad es trasladar el ganado a una finca de Tordesillas (Valladolid). ASAJA considera que el traslado de estos animales fuera de la provincia sería una “liberación” para los intereses ganaderos locales. Esta explotación, creada con el dinero del “ladrillo” y en la actualidad en situación concursal, está enfrentada con las juntas vecinales propietarias de los pastos por los impagos de la renta pactada y sobre todo está enfrentada con los ganaderos locales ya que las reses invaden otras propiedades, causan mestizajes indeseados y sobre todo son un riesgo sanitario ya que el propietario nunca ha sido capaz de reunir a todos los efectivos para pasar las pruebas oficiales de saneamiento ganadero. Todo con una gestión económica y de manejo absolutamente nefasta.

La Junta confirmó la pasada semana a ASAJA, en una reunión específica celebrada para abordar este tema, que en la prueba oficial de saneamiento ganadero celebrada en julio quedaron 140 animales sin chequear al no ser la propiedad capaz de reagruparlos. Hay varios expedientes administrativos abiertos por incumplimiento de normas sanitarias y de identificación animal. La Junta ha abierto un plazo no prorrogable de 15 días para sanear dichos animales y en caso contrario decretaría el “vaciado sanitario no indemnizado”, medida esta que ya solicitó ASAJA hace un año.

ASAJA desea que la nueva propiedad pueda reunir todos los efectivos, que se efectúe el saneamiento, que no haya animales positivos de brucelosis ni de tuberculosis y que la Junta le autorice el traslado a Tordesillas, pues los ganaderos de Omaña quieren olvidarse cuanto antes de esta pesadilla. Si en los próximos días no se efectúa el saneamiento a las 140 reses no saneadas, sea quien sea el propietario, ASAJA no duda que la Junta cumplirá su palabra y hará el vaciado sanitario, pero en todo caso la organización será especialmente beligerante para que esta situación no se prolongue por más tiempo. La organización agraria no aceptará bajo ninguna hipótesis el traslado del rebaño a otros montes de la provincia y si han de permanecer en Omaña – se entiende que estando saneadas-, tendrá que ser bajo estrictas normas de control y manejo, sin otorgarle privilegios que no tienen las ganaderías familiares de la zona.