Tras la reunión mantenida este lunes 11 para constituir la mesa de participación y diálogo para tratar la iniciativa de la declaración del Parque Natural de Sierra Morena de Córdoba en la que se ha convocado a los ayuntamientos de la zona, colectivos ambientalistas, la Diputación de Córdoba y agentes económicos y sociales, Asaja Córdoba reafirma su posición en contra, ya que supondría “dotarlo de infinidad de restricciones que suponen un lastre para el desarrollo social y económico de esta parte de la provincia”.

Durante el encuentro, numerosos colectivos se han sumado a la preocupación de Asaja Córdoba, tales como la Confederación de Empresarios de Córdobe (CECO), la Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) y la mayoría de los ayuntamientos de la zona, al tiempo que las denominaciones de origen han mostrado su inquietud por el planteamiento de la declaración de Parque Natural.

Asaja recuerda que todas estas superficies “están sobradamente protegidas por las distintas leyes vigentes”

Y es que,según la organización, precisamente el Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha hecho público que la Red Natura 2000 sólo paga el 20% de la cantidad que debería a los agricultores. Además, estima que se necesitarían al año unos 10.000 millones de euros en la Red Natura 2000 para compensar a los propietarios por sus pérdidas o pagar los servicios especiales prestados para conservar los espacios.

El CESE añade que sólo se satisface un 20% de esa financiación, a la vez que da la voz de alarma sobre el retraso en la consecución de los objetivos que la UE se marcó en 1998, un análisis con el que La Unión de Uniones coincide con esta institución y respalda que la Red debería contar con un presupuesto específico.

Asaja recuerda que todas estas superficies “están sobradamente protegidas por las distintas leyes vigentes, siendo muy bueno su estado de conservación y presentando magníficos parámetros de biodiversidad”.

Precisamente, el buen estado de conservación de este territorio se ha logrado, a lo largo de los años, “gracias al buen hacer de agricultores, ganaderos, selvicultores y propietarios rurales en general”. De este modo, debido a la labor desempeñada por todos ellos durante décadas, “el estado de conservación de la zona es muy satisfactorio, no requiriendo de mayores rangos de protección”.

Por ello, Asaja se opone “rotundamente” a que esta declaración de Parque Natural salga adelante, “de cara a evitar perjuicios a los propietarios ubicados en Sierra Morena, y para que la socioeconomía local no se vea frenada con ello”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here