Asaja ve insuficientes medidas anunciadas por Tejerina ante la sequía en Almería

0
7

    Desde la organización lamentan que la ausencia de pastos "está acarreando un importante sobrecoste a los ganaderos, que además están soportando un incremento del coste por adquisición de alfalfa de 25 por ciento y por hierba de otras provincias limítrofes de un 40 por ciento".

     En el caso del almendro en secano, la organización agraria también prevé la pérdida de la práctica totalidad de la cosecha debido a la pérdida de floración por la falta de agua, "y lo que es peor, la situación amenaza la supervivencia de los árboles para futuras cosechas".

     Una situación similar para el olivar, cuyos productores de regadío han manifestado a la organización "su preocupación, ya que incluso en el caso de estas plantaciones la pérdida llega ya al 20 por ciento de la cosecha para el próximo año".

    Desde Asaja aseguran que el sector apícola de la provincia "también tiembla" pues temen la reducción del 80 por ciento de la producción.

     En el caso del sector vitivinícola de la provincia, las estimaciones de pérdida de cosechas actuales rondan el 30 por ciento de media, si bien hay zonas en las que las pérdidas pueden llegar incluso al 70 por ciento "y será al final del año hidrológico cuando se pueda evaluar más detenidamente las pérdidas de este sector", insisten.

     Desde la organización plantean "medidas urgentes de apoyo" a estos agricultores y ganaderos, quienes "necesitan que todas las administraciones, tanto autonómicas como locales, apoyen al sector y pongan en marcha cualquier tipo de medida económica", en especial, destacan, "planes de reconversión y recuperación de la capacidad productiva para los sectores afectados".

     Demandan bonificaciones de las cuotas de la Seguridad Social correspondientes al ejercicio 2014 y moratorias de un año sin intereses en el pago de las cuotas a la Seguridad Social para el ejercicio 2015.

    También plantean las exenciones del Impuesto de Bienes Inmuebles de Naturaleza Rústica, una reducción de índices de módulos IRPF de 2013 y 2014 para los cultivos de secano, vides y ganadería, así como una bonificación de los tipos de interés de préstamos contraídos, "ante las pérdidas y falta de liquidez que van a sufrir los afectados".