Asaja ve la reforma de la PAC “satisfactoria” y “beneficiosa” para el campo

0
5

EFE.- Barato ha afirmado, en declaraciones a la prensa, que en conjunto la reforma es positiva, además de reconocer los avances conseguidos en la negociación frente a las propuestas iniciales de Bruselas para la futura PAC, que comenzó a negociarse hace dos años.

   "Partíamos de donde partíamos y hemos llegado a donde hemos llegado, se han mejorado las propuestas", ha señalado.

   Ha concretado que la propuesta de reforma incluía cuestiones "perjudiciales" que se han mejorado.

   Respecto a las exigencias medioambientales para recibir una parte de las ayudas (conocidas como "greening" o reverdecimiento de las subvenciones), un punto central de la reforma, Barato ha explicado que hubieran sido muy negativas para cultivos leñosos y, finalmente, estas producciones quedarán exentas.

   No tendrán que cumplir tales requisitos cultivos como el olivar, los frutos secos, los frutas o el arroz.

   Por otro lado, Asaja ha valorado el resultado final en las medidas sobre la "modulación" (recorte de ayudas a los grandes perceptores de subsidios a partir de una cantidad) frente a los proyectos iniciales para rebajar esos apoyos, que "hubieran supuesto muchos enredos".

   El acuerdo de la reforma fija que esa modulación se aplicará a los productores que perciban ayudas de más de 150.000 euros.

   La reforma, según Barato, va a permitir que muchos sectores agrarios vean el futuro con "más realismo", como por ejemplo, el del las frutas o el del viñedo, porque en este último caso los derechos de plantación, que limitan el cultivo de vid, se van a mantener "durante un período más amplio".

   En cuanto a la "convergencia" de las ayudas, Barato ha destacado que habrá un "colchón de seguridad", pues según el acuerdo se aplicará cuando las explotaciones no sufran pérdidas del 30 %, lo que según el Gobierno supone que se ponga en marcha en casos muy excepcionales.

   También ha resaltado que se establezcan regiones agronómicas para determinar el reparto de ayudas y, en este sentido, dentro de una "política agraria nacional", ha considerado que "se pueden dar soluciones" para conseguir una aplicación adecuada de la nueva reglamentación.