ASAJA-Ávila reclama una revisión profunda del cultivo de la remolacha

0
9

ASAJA.- La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha mostrado su más rotunda oposición a la propuesta de la Comisión Europea de suprimir las cuotas de la producción de la remolacha a partir del 2015, con terribles consecuencias para la Región. ASAJA-Ávila también ha exigido que la reforma prevista de la Política Agraria Común (PAC) más allá de 2013 incluya una revisión profunda del cultivo de la remolacha que comprenda el incremento de las cuotas comunitarias de producción de azúcar, tras la nefasta reforma de la Organización del Mercado Común (OCM) del azúcar del 2006.

El presidente de ASAJA-Ávila, Joaquín Antonio Pino, señaló que la futura PAC es una oportunidad para enmendar el daño infringido tanto a los agricultores como a los consumidores con el recorte en la producción, muy especialmente en Castilla y León. Un desaguisado que trajo consigo el abandono del cultivo, una reducción sustancial en la producción y la desaparición de explotaciones.

Así lo subrayó antes de participar como miembro del Comité Autonómico del Plan 2014 en la Jornada de Campo de Remolacha Azucarera del Plan 2014, que se desarrolla hoy en la provincia de Valladolid, a la que asistieron el presidente regional de ASAJA, Donaciano Dujo, y el director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Castilla y León, Juan Pedro Medina.

Además del incremento de las cuotas de producción, ASAJA reclama el aumento del precio de la remolacha, para que sea rentable y competitivo para las explotaciones.

La reforma de la OCM del azúcar, recuerda Pino, supuso para el país la pérdida del 50 por ciento de la capacidad de producción, y por consiguiente la dependencia de otros estados. En la provincia, en 2011 la producción de remolacha se prevé supere las 175.000 toneladas, frente a las más de 345.000 toneladas de hace diez años, lo que supone una reducción del 50 por ciento. En 2006, la producción de remolacha en la provincia superó las 250.000 toneladas.

En la actualidad, el mercado, lejos de estar en equilibrio, sitúa al país en una posición cada vez más deficitaria, debido a que la producción es muy inferior al consumo.

Asimismo, el presidente de ASAJA-Ávila reclamó al Gobierno que salga de las urnas tras las elecciones del próximo 20 de noviembre que dé prioridad al campo y recupere el Ministerio de Agricultura y Ganadería. Para Pino es fundamental que así sea, y que cuente además con un departamento específico para negociar la PAC. “La región y la provincia se la juegan en estas negociaciones”, apuntó antes de manifestar que “el campo español debe dejar de ser el patito feo en la UE para tener el lugar que le corresponde”.

“Más que nunca es necesario un Gobierno fuerte que defienda los intereses de la agricultura y la ganadería como no ha sabido hacerlo hasta ahora el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero y su equipo ministerial”, concluyó.