Asturias colabora con el FAPAS en un programa de recuperación del oso pardo

0
5

GOBIERNO DE ASTURIAS.- La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos firmará en las próximas semanas un acuerdo de colaboración específico con el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes (FAPAS) para el desarrollo de un programa de recuperación del oso pardo en la zona oriental de Asturias.

Así lo han anunciado esta mañana el Director General de Recursos Naturales, Óscar Rodríguez, y el Presidente de FAPAS, Roberto Hartasánchez, durante la presentación en rueda de prensa del proyecto con el que se iniciará este programa y cuyo ámbito de actuación será el Parque Natural de Redes.

En este proyecto participan, asimismo, EuroNatur, Red Eléctrica Española, Carrefour y HC Energía y cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de Sobrescobio y Caso.

Los trabajos llevados a cabo por el FAPAS buscan la mejora de las condiciones del hábitat del oso pardo y la concienciación de los vecinos de las zonas oseras sobre la importancia del mantenimiento de esta especie emblemática en los montes asturianos.

El proyecto que ahora se inicia en el Parque Natural de Redes ya ha sido aplicado por el FAPAS durante los últimos años en el valle central del Trubia, principalmente en los concejos de Proaza y Teverga, donde la población de oso pardo ha tenido un desarrollo muy alto, consiguiendo estabilizar una población reproductora de osos que garantiza su supervivencia.

Entre las actuaciones incluidas en el mismo, se prevé la plantación de hasta 5.000 árboles frutales en 2012 en la zona del Parque. Esta medida se engloba dentro de la iniciativa "+osos-CO2", que pretende luchar contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad mediante la plantación de árboles productores de frutos en territorios oseros.

Así, FAPAS ofrece a organizaciones y empresas de toda España la oportunidad de compensar sus emisiones de CO2, contribuyendo simultáneamente a la mejora del hábitat del oso pardo. Hasta la fecha, ya han plantado 70.000 árboles frutales en terrenos abandonados o degradados de toda la región.

Otra de las actuaciones recogidas en el proyecto es la colocación de 30 colmenas experimentales en la zona con el objetivo de mejorar la polinización en las zonas de montaña.

Para realizar un control fotográfico de los ejemplares, se prevé la instalación en el Parque de 20 equipos fotográficos.

Otra de las actuaciones a desarrollar es la individualización de ejemplares mediante análisis genéticos de ADN. En este sentido, se recogerán muestras en el monte que posteriormente serán enviadas al Laboratorio de Citogenética de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza.

Todos estos trabajos contarán con el apoyo económico de las cuatro empresas que participan en el proyecto y con la colaboración de la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos.