Asturias niega las acusaciones de que hubiera irregularidades en el pago por lobos

0
3

      Álvarez ha pedido que no se hagan juicios de valor hasta que no finalice la investigación abierta por la Fiscalía del Principado de Asturias tras los indicios de delito que ha visto en la actuación de más de 200 titulares de explotaciones ganaderas de la región que supuestamente cobraron por partida doble la pérdida de cabezas de ganado tras ataques del lobo.

      En este sentido, ha subrayado que está convencida de que "existen situaciones muy dispares" en los casos que se están investigando, por lo que, ha dicho, hay que espera a conocer el resultado final.

No se puede decir que "haya un fraude generalizado"


     "No debemos dar por concluido que aquí hay un proceso de fraude generalizado, sostengo que los ganaderos de Asturias no son defraudadores. No se puede hacer este tipo de conclusión", ha recalcado.

      Ha recordado la "presunción de inocencia" que rige en la legislación española y ha dicho que la justicia ha de actuar en los casos de fraude que, a su juicio, podría ser más posibles a título individual que en todo el colectivo.

     La consejera ha explicado que el sistema de pago por indemnización, "único y exclusivo en Asturias", establece unas compensaciones por el daño del lobo a la cabaña ganadera que también están reflejados en las pólizas de Agroseguro.

     "Es una decisión que se toma a nivel estatal y que encaja de forma deficiente en Asturias por esa singularidad", ha explicado la consejera, que ha dicho que en la región se plantea una situación diferente que hay que analizar jurídicamente y conocer las causas de cada uno de los expedientes.

     No obstante, ha apuntado que la Consejería y Agroseguro tienen que buscar la fórmula que evite en el futuro la posibilidad de que existan dobles pagos por indemnizaciones por daños del lobo.

La Xunta destina una partida para los daños por el lobo


       Por su parte, l
a Consellería de Medio Ambiente publica en el Diario Oficial de Galicia (DOG) una orden por la que establece las bases de las ayudas para paliar los daños ocasionados por el lobo para el año 2015, con un presupuesto de 106.035 euros.

     El importe de las ayudas por supuestos de muerte se establecen según un baremo en cuanto a la especie, clase y edad, mientras que, en el caso de animales heridos, la ayuda se estimará en función de los gastos veterinarios.

     La Xunta informó en un comunicado de que una de las novedades de este año es el incremento de un 30 por ciento cuando afecte a explotaciones de los municipios incluidos en la zona 1 del Plan de Gestión del Lobo en Galicia, que se prevén como los más afectados.

     El lobo es una especie con una población importante en Galicia, que, junto con Asturias y Castilla León, contabilizan la práctica totalidad de las poblaciones de este cánido en la península ibérica.