El coordinador general de la Unión de Sectoriales Agrarias de Asturias (Usaga), Fernando Marrón, ha rechazado que se “criminalice” al ganadero como responsable de los incendios forestales, que ha atribuido al “abandono” que padece el mundo rural.

En su intervención en la comparecencia en la comisión de investigación de incendios acaecidos en Asturias en diciembre de 2015 reivindicó “volver a dar paso” en la gestión del territorio a la participación de los habitantes de la zona rural.

Lamentó que una “parte de la sociedad” pretende criminalizar al ganadero y responsabilizarle de los incendios forestales cuando éste es quien está “comprometido” con la conservación del territorio.

No cree que el problema se solucione con dinero y lamenta que se esté “expulsando” a los ganaderos del campo

A juicio de Marrón la implicación de los ganaderos en las decisiones que afectan al mundo rural, por el “conocimiento” que los habitantes de la zona poseen del entorno, contribuiría a la mejora de la situación que vive el campo asturiano.

Así, consideró que lo que ha llamado “paraíso matorral” supone un peligro de cara a los incendios, ya que el fuego resulta imparable cuando se activa en espacios en esas condiciones “da igual que se cuente con más presupuesto” para sofocarlo porque “no hay quien lo pare”.

Marrón, que pidió que el fuego “no sea un sumidero” para consumir presupuestos, lamentó la “presión administrativa y burocrática que expulsa” a los ganaderos de la actividad primaria.

Dijo que admite que existe “declive generacional”, pero subrayó que “más grave” y “más difícil” resulta competir con la Administración, de manera que producir es “más fácil”.

En su alegato en defensa de los profesionales que desarrollan su actividad y viven en el mundo rural, Marrón enfatizó que al ganadero se le está “expulsando del campo”, ya que “da la sensación de que los ganaderos sobran”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here