Atades Flor amplía su producción a las hortalizas “eco” para vender en Huesca

0
7

EFE.- Así lo ha explicado a Efeagro la directora del centro especial de empleo de Atades Huesca, Conxi Malavia.

Atades Huesca es una entidad que trabaja por la integración socio-laboral de personas con discapacidad intelectual y por "sacar" esas capacidades que todos tenemos, misión en la que juega un papel importante el trabajo en contacto con la naturaleza.

Desde hace aproximadamente año y medio, Atades Flor cuenta con dos hectáreas certificadas en agricultura ecológica y, según Malavia, "nos está dando un buen resultado", dada la "gran demanda" de hortalizas frescas, pero además, "queremos ofrecer un producto de cercanía y de producción biológica".

En un futuro no descartan ampliar la superficie dedicada al huerto ecológico, porque la finca es más extensa, pero, de momento, la producción de estas dos hectáreas da suficientes hortalizas eco para atender a sus clientes, que "ven esta experiencia muy interesante".

La producción de planta ornamental se realiza sobre unas 5 hectáreas, y, en un futuro, ha explicado Malavia, "queremos dedicar más espacio de lo que dedicamos a ornamental a la huerta ecológica, porque es una buena línea de trabajo".

En su opinión, con la producción ecológica damos un servicio más a nuestros clientes -"muy fieles"-, apostamos por el respeto por el medio ambiente y es fundamental el tema social, porque los trabajadores que sacan adelante la producción son personas con discapacidad intelectual.

"Se trata de un trabajo muy enriquecedor" para las 40 personas con discapacidad que trabajan en el vivero ornamental y huerta ecológica, y también para la docena de profesionales que les prestan apoyo, "ver que un producto elaborado 100 % por ti" se vende y cuenta con gran aceptación del consumidor.

Además, estos trabajadores "son los más militantes" respecto a la agricultura ecológica, porque han interiorizado las técnicas y "les encanta explicarlo a los consumidores", porque "no todo el mundo conoce la producción ecológica".

Esta gran aceptación de la producción ecológica, lleva al centro a plantearse "para el próximo año" no sólo vender hortalizas frescas, sino también el plantón ecológico, "la planta pequeña para que la gente pueda cultivar su propia huerta".