Auguran una buena cosecha de cereales en Castilla y León si el tiempo lo respeta

0
6

   Otro factor que determinará la producción de cereal es la maduración del grano, por lo que al final del ciclo es conveniente que no haya altas temperaturas para que el grano no se asure.

    Por cultivos, el trigo es el que mejor aspecto presenta y por lo tanto el que más garantías parece mostrar en cuanto a buenos rendimientos se refiere. Respecto a la cebada, destaca la irregularidad en las parcelas como consecuencia del exceso de lluvias caídas el pasado mes de marzo, que provocó que la raíz no profundizará convenientemente presentando en algunos casos un estado de podredumbre. En cuanto al centeno y la avena consideramos que está llevando un ciclo totalmente normal.

   Así pues, la ALIANZA UPA-COAG aún siendo pronto para hacer estimaciones muy ajustadas a la realidad de lo que puede ocurrir en las próximas semanas, está en condiciones de valorar de forma positiva, en términos generales, la campaña cerealista tanto de trigo, cebada, avena y centeno en el conjunto de la región.                                                               
   En todo caso nuestra organización insiste en que si la climatología es favorable, la producción estimada a 17 de mayo en Castilla y León puede verse incrementada sustancialmente. 

ASAJA reconoce un aumento de la superficie en León

    Por su parte, desde ASAJA se destaca que de las declaraciones de las ayudas de la PAC efectuadas por los agricultores de la provincia de León se desprende que la superficie de siembra de cereal se ha incrementado este año 2013 un 5,8 por ciento  respecto a la superficie de cultivo de 2012. Con una superficie total de 106.335 hectáreas, se ha incrementado un 5,8% respecto a las 100.500 del pasado año.

    El trigo acapara más de la mitad del cereal sembrado, con 60.1300 hectáreas, y se ha incrementado un 12,6% respecto al año anterior. También ha aumentado la superficie de siembra en centeno, mientras que por el contrario ha habido descensos en la cebada y la avena.

    Estos cultivos se concentran mayoritariamente en las comarcas de Sahagún y Esla Campos. El cereal en regadío tiene el mayor peso porcentual de todas las provincias de Castilla y León llegando al 30,5 por ciento de la superficie sembrada.

   En opinión de ASAJA, el incremento en la superficie de siembra de cereal se ha debido a que la climatología de otoño fue favorable y agronómicamente se pudieron hacer las labores de implantación del cultivo, así como a la existencia de unos precios alcistas tanto en los mercados locales como internacionales que según todo apunta se mantendrán en los próximos meses.