Aumenta el deterioro de los ecosistemas marinos del Mediterráneo por el CO2

0
11

EFE.- El incremento de los niveles de CO2 y de las temperaturas están causando una aceleración en el deterioro de los ecosistemas de las costas del Mediterráneo, según han revelado investigadores del proyecto europeo MedSeA, coordinado por el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales (ICTA) de la UAB.

En un artículo publicado en Nature Climate Change, los científicos alertan del rápido deterioro de los ecosistemas marinos costeros, muy vulnerables a la presión humana y al cambio global, pues el aumento de las temperaturas puede incrementar la acidificación de los mares.

El estudio es parte de una iniciativa internacional, el proyecto MedSeA, financiado por el Séptimo Programa Marco, con el objetivo de valorar los riesgos relacionados con la acidificación de los océanos y el incremento de la temperatura del agua en los organismos y ecosistemas del Mar Mediterráneo, incluyendo los riesgos económicos para los países costeros.

La investigadora de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) Patrizia Ziveri, coordinadora del proyecto, ha señalado, en una nota de prensa, que, para conocer el impacto de la acidificación de los océanos en la salud de los ecosistemas marinos del Mediterráneo, "hemos de considerar los efectos combinados de los múltiples elementos que intervienen en condiciones naturales".

Riccardo Rodolfo-Metalpa y Jason Hall-Spencer, pertenecientes a la Universidad de Plymouth (Gran Bretaña), han estudiado la vida marina alrededor de la isla Isquia, en Italia, donde el CO2 emerge en forma de burbujas del fondo marino a causa de la actividad volcánica del Vesubio, señala igualmente el comunicado.

Rodolfo-Metalpa ha afirmado que "nuestros experimentos con coral, lapas y otros moluscos de importancia comercial muestran los riesgos importantes asociados al incremento de las emisiones de CO2 en la vida marina. Estos animales intentan desarrollar sus caparazones y esqueletos más rápidamente pero, simplemente, se disuelven".

Para el doctor Hall-Spencer, "los fondos marinos con fenómenos de ventilación de dióxido de carbono son laboratorios naturales que nos muestran cuál podría ser el aspecto en el futuro de las zonas costeras si la acidificación de los océanos continúa empeorando".

La investigación se une a un conjunto de estudios que remarcan la necesidad urgente de disminuir las emisiones de dióxido de carbono y de incrementar los esfuerzos a escala mundial para reducir la pérdida de la biodiversidad marina.