Aumenta la preocupación en mercado de cereales por el estado de los cultivos

0
4

EFE.- En España, continúan realizándose operaciones muy al día, a la espera del enlace entre campañas, y el mercado sigue pendiente de la evolución de los futuros, cada vez más influyentes en el ámbito nacional.

En el campo, el cultivo continúa evolucionando, tras las últimas lluvias, aunque en las algunas comunidades como Navarra la ausencia de precipitaciones en las comarcas cerealistas complica su buen desarrollo, ya que la ausencia de humedad en el suelo condiciona la formación y llenado del grano en trigos y cebadas.

En el ámbito internacional, los analistas aseguran que las informaciones sobre la evolución del trigo y el maíz en las principales regiones productoras continúa siendo "tensa" y aumenta la preocupación sobre la próxima cosecha.

La atención se centra en las regiones de cultivo de trigo de invierno en el sur de Estados Unidos, así como en Francia, Alemania o Polonia, por la escasez de precipitaciones, mientras que en el norte de Estados Unidos y Canadá las lluvias están retrasando la siembra de trigo de verano.

En el caso del maíz, el temor es que el frío y la humedad en Estados Unidos provoque nuevos retrasos en su siembra.

En el mercado de futuros de Chicago (Estados Unidos), el trigo de venta para el mes de julio cotizaba ayer a 203,9 euros/tonelada, un 3,8 % más que en la semana anterior, mientras que el maíz descendió un 2,9 %, hasta 193,3 euros/tonelada

En España, y en la lonja de Barcelona, el trigo forrajero pierde un euro, hasta 256 euros/tonelada, mientras que el panificable repite a 260 euros/tonelada.

Los datos de los comerciantes precisan, por el contrario, que la cotización media del blando y/o importado -en posición almacén- sube un 5,46 %, hasta 249,34 euros/tonelada, mientras que la escasez de demanda hace disminuir el trigo duro un 3,32 %, hasta quedar en 261,33 euros/tonelada.

Respecto al maíz, y en la lonja de Barcelona, el de importación sube un euro, hasta 250 euros/tonelada, mientras que los comerciantes estiman un alza del 5 %, hasta 253,67 euros/tonelada.

La cebada de importación gana un euro, hasta 220 euros/tonelada en el mismo mercado, mientras que la nacional se mantiene en 228 euros/tonelada.

Los comerciantes sitúan su precio en 223,98 euros/tonelada, un 2,23 % más.

En cuanto a la alfalfa, en la zona de Lleida, el precio de la deshidratada en balas sigue en 183 euros/tonelada, a la espera de la primera siega y recolección.

Respecto a las oleaginosas, en Lleida la harina de colza de importación repite a 215 euros/tonelada, mientras que el girasol se queda en 164 euros/tonelada una semana más, la harina de soja pierde un euro, hasta 290 euros, y el aceite crudo de soja, lo hace en 10 euros, hasta 870 euros.

En el mercado internacional, las últimas estimaciones del Departamento Norteamericano de Agricultura, realizadas en el mes de abril, apuntan un aumento de la cosecha mundial y de las existencias finales de soja en la campaña 2010/2011, lo que influye en la evolución de los precios.

En Chicago, la soja de venta para el mes de julio pierde un 1,2 % respecto a la semana anterior y cotiza a 341,6 euros/tonelada.