AVA-Asaja reclama a Sanidad que investigue posible fraude en etiquetado miel

0
15

EFE.- Según un comunicado de la organización agraria, las compras españolas de miel de origen chino "batieron récords" en 2010 y alcanzaron la cifra de 11.327 toneladas, "lo que consolida al gigante asiático como el primer proveedor de la industrias envasadora, con el 86,5 % de las importantes de miel no comunitarias".

Este registro, según AVA-Asaja, equivale a "más de un tercio de la producción española media de los últimos años, estabilizada entre 30.000 y 33.000 toneladas".

Por ello, la organización reclama a Sanidad que investigue si las empresas transformadoras "están mezclando el producto nacional con el asiático sin el preceptivo etiquetado, para así abaratar costes y poder colocar la miel a un precio sensiblemente inferior pero sin las debidas garantías de trazabilidad y sanitarias".

El presidente de AVA-Asaja, Cristóbal Aguado, ha denunciado que China "no sólo practica la competencia desleal por precio sino que además sus apicultores se benefician del ‘dumping’ medioambiental y fitosanitario, al no tener restricciones en cuanto al uso de productos que en la UE están prohibidos por su toxicidad".

Según Aguado, el lluvioso y frío invierno y la calurosa primavera, unida a los efectos de enfermedades que están afectando la población de abejas melíferas -como la varroosis o el Síndrome de Despoblamiento de las Colmenas- "han provocado un importante descenso de la producción apícola española para este año".

A su juicio, estas previsiones "parecen haber animado más si cabe las importaciones incontroladas de China", ya que de enero a abril de 2011 las adquisiciones de miel de origen asiático alcanzaron las 4.128 toneladas, más del doble que en el mismo periodo de 2010, año en el que ya se superaron todas las marcas.

"Los operadores españoles parecen buscar así frenar la subida de los precios en origen de la miel, que en las últimas fechas está experimentando un cierto repunte", ha agregado.

Según AVA-Asaja, un kilo de miel nacional se paga entre 2,6 y 3,2 euros, mientras que el asiático colocado ya en el mercado español no supera los 1,6 euros.

AVA-Asaja recuerda que la Comisión Europea (CE) se vio obligada a prohibir durante casi dos años (2003 y 2004) las importaciones de mieles chinas debido a los constantes problemas de presencia de residuos de antibióticos prohibidos en la UE.

Tras aquel veto, el ejecutivo comunitario dejó en manos de las propias autoridades chinas los controles y la expedición de los nuevos certificados para acreditar la seguridad de sus envíos, según las fuentes.

Según Aguado, la apicultura valenciana es fundamentalmente trashumante, y con casi 400.000 colmenas censadas es la cuarta en importancia del país pero la primera en cuanto a producción, acaparando más del 22 % del conjunto.

La miel de azahar o de romero valenciana es "una de las más reputada del mundo" y su producción está sometida a "constantes controles en materia de residuos de productos veterinarios", según Aguado.

Por ello, denuncia que frente a esta "producción controlada y con una trazabilidad perfecta, nos encontramos con la competencia china, sin control y de dudosa seguridad alimentaria".

Por ello, AVA-Asaja recomienda a los consumidores estar atentos a la procedencia especificada en el etiquetado, huir de las mieles a precios reventados o de las que se especifique que son ‘mezcla de mieles’ y buscar tarros que concreten claramente su procedencia española.