ARAG-ASAJA ha solicitado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja medidas inmediatas para hacer frente a la alimentación del ganado, en especial en el extensivo, y paliar la grave situación que padece la cabaña ganadera riojana y en especial el ganado extensivo debido a la falta de precipitaciones en la región. La propuesta se centra en la concesión de ayudas mínimis que permite la UE.

Las altas temperaturas y la falta de lluvias de los últimos tres meses están provocando una importante sequía que reduce los pastos para alimentar al ganado y, por tanto, aumenta el coste de alimentación para el ganadero que tiene que suplementarla con forraje, pienso y otros complementos. La compra de estos productos va a reducir la rentabilidad de muchas explotaciones, incluso pérdidas, que van a lastrar su viabilidad.

reclaman ayudas directas y en forma de préstamos bonificados a través de las ayudas mínimis

Por ello, ARAG-ASAJA exige la puesta en marcha “con carácter urgente de medidas paliativas que compensen de alguna manera a los ganaderos por el sobrecoste de la adquisición extraordinaria de alimentación derivada de la sequía de los últimos meses en los montes riojanos”.

En concreto, la organización solicita ayudas directas y en forma de préstamos bonificados a través de las ayudas mínimis de la Unión Europea, ya que constituyen un importante apoyo para poder paliar esta situación. Dada la crítica situación del sector y la excepcional climatología que se viene padeciendo desde la primavera pasada, ARAG-ASAJA considera que se debe admitir su propuesta.

De esto modo y con el objetivo de profundizar en esta propuesta, la organización ha solicitado la convocatoria de la Mesa Ganadera en la que, además, se trate el estado sanitario de la cabaña ganadera riojana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here