Azucarera iniciará la segunda parte de la campaña remolachera en la fábrica de La Bañeza el 24 de abril. Tras las lluvias continuadas que se han producido durante todo el mes de marzo y que han obligado a posponer la reapertura en las fechas inicialmente previstas, durante los próximos días se espera una mejora de las condiciones meteorológicas que permitirá completar los arranques en unas 1.400 hectáreas y la molienda de la raíz ya arrancada.

Si la situación meteorológica continúa estable, la fábrica de La Bañeza, que cerró el primer periodo de molturación el pasado 19 de diciembre con 405.326 toneladas de remolacha, reabrirá durante aproximadamente 15/20 días, finalizando la campaña entorno al 9 de mayo.

“La reapertura responde a nuestro compromiso con los agricultores para adaptarnos a las necesidades cambiantes del cultivo…”

Azucarera sitúa la previsión de aforo para este segundo periodo en 152.600 toneladas de remolacha – de las que 7.600 t proceden de la zona de Miranda de Ebro -, para alcanzar así un total de más de 558.000 toneladas recibidas en la fábrica de La Bañeza, siendo la superficie total contratada de 6.671 ha.

Según Pedro Florez, responsable agrícola de La Bañeza: “Tras semanas de espera, esta ventana de buen tiempo permite reiniciar los arranques y la molturación. La reapertura responde a nuestro compromiso con los agricultores para adaptarnos a las necesidades cambiantes del cultivo y colaborar en conseguir la mejor rentabilidad posible.”

En este sentido, las altas temperaturas del último periodo han afectado directamente a una serie de cultivos de Castilla y León y, más concretamente a la remolacha, tal y como comunicaba ASAJA LEÓN hace una semana, centrándose en algunas siembras de su provincia (maíz o patata). A pesar de estos retrasos, la situación no es alarmante, aunque las condiciones metereológicas sean las que marquen las pautas de esta segunda fase de la campaña remolachera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here