Azucarera pierde el juicio por incumplir el acuerdo sobre el precio de la remolacha

0
7

   El Acuerdo de Reestructuración fija unos ingresos mínimos de cuarenta euros por tonelada, además de la aportación de ACOR y de Azucarera de 2,3 euros por cada tonelada de remolacha tipo sin renunciar a la pulpa, algo que, según Rodríguez, no se cumplía ya que la compañía azucarera "ponía el condicionante de renunciar a la pulpa si se querían los 2,3 euros".

     Según Azucarera, el precio fijado fue pactado por la propia empresa y por "todas las organizaciones agrarias a excepción de una".    

    Rodríguez ha confirmado que el acuerdo firmado en marzo de 2008 con la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, ACOR y Azucarera Ebro señalaba que "no había porqué renunciar a la pulpa".

     Este contrato finaliza el próximo año, al término de la campaña 14-15, y afecta a la remolacha cosechada hasta ahora y a las "200 hectáreas que hay en el campo" y que faltan por recoger en la zona de León, según Rodríguez.

    Rodríguez ha acusado a British Sugar, accionista de Azucarera, de aspirar a un "monopolio de la pulpa" -utilizada como alimento para rumiantes- y ha considerado que esta sentencia ha marcado "un antes y un después en el sector de la remolacha".

Toda la remolacha de los últimos cuatro años "está mal pagada"


    Una vez conocida esta sentencia, la UCCL reclamará el dinero que, a su juicio, no ha pagado correctamente a "todos" los campesinos que forman parte de la organización agraria y que, según sus cálculos, tendrán que recibir "más de un millón de euros".

    La UCCL decidió interponer la denuncia a través de un sólo miembro de la organización, Ignacio Arias, porque al hacerlo en conjunto, "el dinero del proceso habría subido mucho", y una vez obtenida la sentencia en firme se haría "la reclamación por parte de los asociados".

     Rodríguez ha advertido que "toda la remolacha pagada en los últimos cuatro años está mal pagada" y esta sentencia -que no afecta a otras organizaciones que renunciaron a la pulpa pero sí a "más de 800 cultivadores" de UCCL- permitirá a los agricultores cobrar el precio adecuado.