Barbie pone fin a su relación con la deforestación de las selvas de Indonesia

0
31

Greenpeace.-Greenpeace celebra hoy el compromiso del mayor fabricante mundial de juguetes, la empresa Mattel, que ha anunciado una política ambiental donde ha dado instrucciones a todos sus proveedores para que excluyan de su cadena de suministro los productos papeleros fabricados por empresas papeleras vinculadas con la deforestación.

“El compromiso de Mattel es una muy buena noticia para todos. Las selvas de Indonesia albergan una biodiversidad de importancia mundial, con especies como el orangután o el tigre de Sumatra, además de ser grandes reservorios de carbono, vitales para la estabilidad del clima”, ha declarado Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace España.

La nueva política de Mattel incluye la exclusión de productos fabricados a partir de la conversión o cambio de uso de suelo de selva para plantaciones destinadas a la fabricación de pasta de papel, una de las principales causas de deforestación en Indonesia. La nueva política también establece un aumento de papel reciclado en sus embalajes y la opción por los productos forestales certificados por el FSC (Forest Stewardship Council).

“Greenpeace va a estar atenta para asegurar que Mattel lleve a cabo sus compromisos, y animaremos a otras empresas jugueteras como Disney y Hasbro a que tomen acciones similares para evitar la deforestación”, añade Soto.

Esta es la respuesta de Mattel a la campaña internacional (2) lanzada el pasado mes de junio donde Greenpeace denunciaba los vínculos de los embalajes de los juguetes, como los de la popular muñeca Barbie, con la peor empresa papelera del mundo, Asia Pulp and Paper, implicada en la degradación y deforestación masiva de las selvas de Indonesia. El gobierno de Indonesia estima que cada año se pierden más de un millón de hectáreas, una de las mayores tasas de deforestación del mundo.

En España, grandes empresas del sector del papel como Unipapel, Inapa Ibérica, Ebix o Comart abandonaron en el año 2010 sus relaciones comerciales con Asia Pulp and Paper. También, los productos fabricados por esta papelera de Indonesia son rechazados por la mayor parte del sector editorial, desde Susaeta o Salvat hasta Random House Mondadori. Sin embargo, todavía es posible encontrar en el mercado español productos papeleros (papel de oficina, papel de impresión, cartoncillo para packaging, etc.) fabricados a partir de la destrucción tropical. Empresas como Tradipacart, Carpapsa, Mim Group, Manipulados EMRESER, La Seda, Papelera del Mediterráneo, Vegio o Papelera de Amasa, y empresas de artes gráficas como Galería Gráfica, Just Colour Graphic o Gráficas Tres, siguen siendo clientes de Asia Pulp and Paper.

“El sector papelero español no debería permitir que por culpa de algunas pocas empresas que siguen siendo clientes de APP se deteriore la imagen de todo el gremio“ ha añadido Soto. “Es absurdo convertir las selvas tropicales en embalajes para usar y tirar”.