Bayer CropScience presenta su nueva estrategia apoyada en la renovación de la gama de productos, la cadena de valor, BioScience y la innovación

0
4

Bayer CropScience ha revelado hoy, durante la rueda de prensa anual que la compañía celebra en su sede alemana de Monheim, una nueva estrategia de crecimiento basada en cuatro pilares. Sandra E. Peterson, presidenta del Consejo de Dirección de Bayer CropScience, presentó el compromiso de la empresa para impulsar el crecimiento del negocio hacia la renovación del área de CropProtection, generar mayor valor añadido en la cadena de negocio, desde la semilla hasta el comercio y reenfocar la innovación a través de un incremento de las inversiones en I+D. Finalmente, la nueva estrategia también buscará expandir el negocio de BioScence en la empresa.

«Toda nuestra organización se orienta incansablemente a hacer frente a las cambiantes necesidades del planeta que habitamos, tan hambriento de recursos agrícolas ?manifestó Peterson?. Solo podremos seguir responder a esas necesidades si mejoramos nuestro enfoque, incrementamos nuestra eficiencia y aceleramos la innovación. Nuestros esfuerzos en esos frentes ya están proporcionando buenos resultados de negocio y una evolución positiva.»

Rejuvenecer el negocio de Crop Protection
En la actualidad, la reestructuración que está llevando a cabo Bayer CropScience en su negocio de protección de cultivos incluye la eliminación por etapas de productos antiguos, la acentuación de un enfoque hacia familias de productos clave, la ampliación de la presencia geográfica de la empresa hacia los nuevos mercados emergentes y el desarrollo de operaciones en la cadena de suministro para alcanzar una posición de liderazgo en el ramo. Peterson aportó como evidencia la introducción este año de la nueva familia puntera de fungicidas para cereales de la empresa, Xpro® . «Xpro® es un buen ejemplo de cómo nuestra innovación técnica y nuestra experiencia pueden traducirse en eficacia y eficiencia mejoradas», apuntó la presidenta del Consejo. La familia de productos Xpro® ya ha logrado una facturación de más de 100 millones de euros en Europa durante sus primeros seis meses en el mercado en 2011.

Peterson también anunció que su compañía está acelerando la retirada por etapas de todos los insecticidas restantes pertenecientes a la clase I de la OMS. «Para finales de 2012, la cartera de Bayer CropScience ya no incluirá ningún producto de esta categoría ?manifestó Peterson?. Tanto esta resolución como otras que tomamos a diario ponen de manifiesto nuestro compromiso continuo con una agricultura sostenible» Los productos químicos de esta categoría serán sustituidos por sustancias modernas, más selectivas y más ecológicas.

Aprovechamiento para los clientes de toda la cadena de valor añadido
La empresa aspira a aprovechar a lo largo de toda la cadena de valor el impulso que se obtiene orientando su enfoque hacia los clientes, para así poder ofrecer soluciones que vayan literalmente desde la semilla hasta el comercio. Peterson explicó que esto implicará una mayor orientación hacia los agricultores y una mejora en los procesos administrativos para la gestión de canales de venta y comercialización. Conllevará también la aplicación de las más avanzadas herramientas de relación con los clientes, para, de ese modo, aprovechar el prestigio de Bayer y ampliar el exitoso modelo de negocio de la cadena alimentaria mediante, cooperaciones con empresas multinacionales de alimentación y con distribuidores.

«La nuestra es una posición única que nos permite conectar a todos los elementos de la cadena de valor añadido, desde la semilla hasta el comercio, para crear programas sostenibles que supongan una aportación continua con la que hacer frente a la complejidad existente en la industria, y que contribuyan a proporcionar alimentos a este hambriento planeta», manifestó Peterson.

Reenfocar la innovación
El tercer pilar de la estrategia consiste en aportarle un nuevo enfoque a la innovación, poniendo mayor énfasis en la unidad de negocio de BioScience y en nuevas áreas de crecimiento dentro de la investigación agroquímica. Para impulsar mejor el crecimiento futuro a partir de la innovación, la empresa tiene el propósito de duplicar en su unidad de negocio de BioScience la inversión anual en investigación y desarrollo para el año 2015 (en 2010 fueron unos 200 millones de euros). Peterson también anunció que está previsto que los presupuestos totales de I+D de Bayer CropScience aumenten aproximadamente un 20 % y superen los 850 millones de euros en el año 2015.

«Con sus profundos conocimientos en materia de biología, genética, bioquímica y química de las ciencias de la vida, Bayer CropScience se encuentra bien posicionada para ofrecer innovación en esa interfaz convergente donde se dan cita la química y la biología ?subrayó?. Lo que perseguimos son los aspectos holísticos de la innovación agrícola.»

Expandir el negocio de BioScience
El cuarto pilar estratégico de la empresa será la expansión de la presencia de BioScience en determinados cultivos. «A lo largo de los últimos diez años hemos podido demostrar que somos capaces de establecer posiciones de liderazgo global en materia de biociencias en aquellos mercados en los que deseamos competir», declaró Peterson. Adicionalmente, Bayer CropScience proyecta seguir expandiendo su posición puntera en los ámbitos del algodón, las semillas de oleaginosas y de hortalizas. En estas áreas, la empresa ya superó el crecimiento del mercado mundial de rasgos y semillas en 2010, y sigue superándolo en este ejercicio 2011. Bayer CropScience también tiene el propósito de alcanzar posiciones significativas en los ámbitos de la soja, el arroz y el trigo, tres de los cuatro principales cultivos extensivos a escala mundial.

Por lo que se refiere a la soja, Peterson indicó que Bayer CropScience quiere establecer una amplia base de germoplasma y desarrollar excelencia operacional en materia de selección, así como conseguir una cartera singular de rasgos de soja. Por lo que se refiere al arroz, el segundo alimento básico mundial, la empresa sigue impulsando la introducción del arroz híbrido en Asia y apoya a los agricultores de la región para que obtengan un rendimiento mucho mayor aplicando un programa agronómico que lleva precisamente el nombre de «Much More Rice». El trigo también se ha convertido en un cultivo de gran importancia estratégica para Bayer CropScience, por lo que la empresa está invirtiendo una considerable cantidad de recursos en la investigación y el desarrollo de nuevas variedades y rasgos de trigo. «Cuando nuestros clientes de todo el mundo se acercaron a nosotros para que los ayudáramos a encontrar nuevas vías para incrementar la productividad de sus cultivos de trigo, atendimos sus requerimientos y montamos una plataforma de investigación de categoría mundial para genética del trigo», explicó Peterson refiriéndose a una serie de alianzas y proyectos de colaboración que la empresa ha establecido con los mejores asociados de este sector industrial. Se espera que las primeras nuevas variedades de trigo lleguen al mercado en el año 2015.

Impulsar el crecimiento futuro
Peterson afirmó que Bayer CropScience dispone de muchas oportunidades para impulsar el crecimiento futuro. Apuntó que, concretamente, el segmento de la fruta y las hortalizas ofrece perspectivas especialmente buenas. Peterson afirmó que hasta el año 2020 la empresa prevé obtener una facturación en torno a los 3000 millones de euros con semillas, rasgos y soluciones de protección de cultivos para frutales y hortalizas.

Fuerte evolución de los negocios en el primer semestre de 2011
Comentando la evolución de los negocios durante los primeros seis meses de 2011, Peterson manifestó su satisfacción ante el rendimiento de Bayer CropScience. Durante el primer semestre del año, Bayer CropScience ha logrado una facturación récord de 4200 millones de euros. Una vez descontados los efectos monetarios y por variaciones de la cartera, esto supone un incremento del 11 por ciento con respecto al ejercicio anterior. Pese a las condiciones climáticas adversas reinantes en importantes zonas de cultivo, este subgrupo de Bayer ha podido constatar un fuerte rendimiento en sus segmentos de Crop Protection y BioScience en diversos mercados clave. La mejora se debe a un satisfactorio enfoque y a mejoras en eficiencia e innovación. En Crop Protection la empresa ha conseguido un crecimiento del 10 por ciento, con el que se sitúa en 3240 millones de euros una vez depurados los efectos monetarios y de variación de cartera. El incremento de facturación en el negocio de BioScience ha sido del 25 por ciento, con lo que asciende a 598 millones de euros. En Environmental Science la facturación fue de 364 millones. Por lo que se refiere a los beneficios, Bayer CropScience ha conseguido incrementar un 34 por ciento su EBITDA antes de extraordinarios, con lo que pasa de un total relativamente débil de 911 millones de euros durante el primer semestre de 2010 a 1220 millones este año.

Bayer CropScience
Bayer es una empresa multinacional cuyas competencias se centran en los campos de la salud, la nutrición y los materiales de altas prestaciones. Bayer CropScience AG es un subgrupo de Bayer AG que tiene unas ventas anuales en torno a los 6830 millones de euros (2010); es, además, una de las compañías de ciencias agrarias líderes en innovación a escala mundial en los ámbitos de protección de cultivos, en control de plagas no agrícolas, en el área de las semillas y en biotecnología vegetal. La compañía ofrece una amplia gama de productos y un amplio servicio orientado tanto a una agricultura moderna y sostenible como a aplicaciones no agrícolas. Bayer CropScience tiene una plantilla de aproximadamente 20.700 empleados y está presente en más de 120 países. Encontrará más información en: www.press.bayercropscience.com.