Bodegas Torres prevé aumentar su facturación un 5% gracias a la exportación

0
32

     Torres, que tiene su sede en Vilafranca del Penedès (Barcelona), comercializa medio centenar de marcas de vino y brandy y exporta más del 70 % de su producción a 150 países de todo el mundo.

     La compañía, dirigida desde hace año y medio por Miguel Torres Maczassek, quinta generación familiar e hijo del actual presidente, Miguel A. Torres, dispone de bodegas en España, Chile y Estados Unidos, en California, y posee más de 2.432 hectáreas de viñedos, en su mayoría -unas 2.000 hectáreas- en suelo español.

La adquisición de otras bodegas han consolidado su presencia


     En los últimos años, Torres ha reforzado su presencia en España con la compra de otras bodegas, como El Albar Lurton, en Valladolid, que le han permitido estar presente en las denominaciones de origen Catalunya, Conca de Barberà, Costers del Segre, Penedès, Priorat, Ribera del Duero, Rioja y Rueda.

     Torres Maczassek asegura que, aunque siempre se analizan posibles oportunidades de mercado, no tienen previsto llevar a cabo nuevas adquisiciones en España y que el objetivo ahora es "acabar de consolidar las inversiones" realizadas.

     Otro de los países en los que Torres espera crecer de forma notable es en Estados Unidos, donde recientemente ha cambiado de distribuidor y ha confiado esta actividad a la bodega Chateau Ste. Michelle, una de las más antiguas del país.

     "Vemos un potencial alto en este mercado", comenta el directivo, que espera triplicar en un plazo de cinco años el número de cajas comercializadas en Estados Unidos -cada una de ellas con doce botellas-, pasando de 60.000 a 200.000.

     Torres también ha decidido reforzarse en Brasil mediante la adquisición del cien por cien del capital de Devinium, su distribuidora en el país, donde hasta ahora compartía el accionariado a partes iguales con la bodega argentina Lagarde, con la que sigue manteniendo una buena relación.

Primer empresa de comercio justo certificada en Chile


     Torres, que está presente en Chile desde el año 1979 con una bodega propia, espera asimismo importantes crecimientos en el país andino, donde se ha convertido en la primera empresa privada certificada como firma de comercio justo.

     La bodega chilena produjo en el año 2009 unas 290.000 cajas de vino, una cifra que este año llegará a las 500.000, según las estimaciones de Torres Maczassek.

     En cuando al mercado español, la bodega ha detectado una "cierta activación del consumo" y una mayor apuesta de los compradores por las marcas y los productos de calidad.

     Según el director general de Torres, en España la gente joven es cada vez "más cercana" al vino, pero "se tiene que continuar protegiendo" esta bebida, tanto por su componente cultural como "socializador".

     Torres Maczassek señala, en este sentido, que "sería un gran error poner el vino en el mismo saco que los destilados", en alusión al anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores que prepara el Ministerio de Sanidad y en el que se ha incluido el vino.

     "El vino es una de las pocas bebidas que se ha demostrado que, tomado con moderación, tiene propiedades beneficiosas para la salud", apunta el ejecutivo, que apuesta por "educar" al público joven para que aprecie las cualidades del vino, "en vez de ser tan restrictivos a este respecto".

     Además de producir vino y brandy, Torres es distribuidor exclusivo en España de bebidas internacionales de alta gama, como el champán Lanson, el vodka Beluga, el agua Boss, el tequila Rocado, la ginebra Sloane’s o el ron Caney.

Torres Maczassek no descarta ampliar en el futuro esta cartera de bebidas, aunque poniendo el foco siempre en "productos de prestigio".