Bonet: “El vino español no ocupa el lugar que merece en el mercado mundial”

0
17

EFE.- Al contrario que el cava, el vino español no ha alcanzado la posición que merece en los mercados mundiales y tiene por delante "diez años vitales" para situarse en el lugar que le corresponde, según ha asegurado a Efeagro el presidente del Grupo Freixenet, José Luis Bonet.

En las instalaciones que el grupo tiene en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona), Bonet ha explicado que el vino tranquilo español tiene "la calidad suficiente para que con un esfuerzo empresarial adecuado" pueda posicionarse como líder de venta en los mercados mundiales, "al lado de franceses e italianos".

"Exportar es una necesidad para las bodegas", ha añadido Bonet, pero "sin renunciar al mercado nacional, donde el consumo está actualmente en declive".

Ha matizado que en España el sector ha sufrido "el acoso y casi derribo" de campañas "totalmente injustas" en las que se ha calificado al vino como una droga, sin tener en cuenta que es una bebida "convivencial", que está en la dieta mediterránea.

Para conseguir aumentar el consumo en el mercado interno, Bonet ha apostado por la producción de vinos de calidad, por una mayor cohesión entre las bodegas y por el enoturismo, que "va a ayudar a poner las cosas en su sitio" respecto a la consideración social del vino.

Pese a todo, el presidente de Freixenet es "optimista" respecto al futuro porque "toda España hace buen vino y el sector es consciente de que tiene que actuar como un colectivo".

Respecto al cava, José Luis Bonet ha confirmado que el año 2010 fue histórico para el sector y que los dos factores que han hecho líder en el mercado mundial de espumosos a este vino español son "la buena relación calidad precio y el esfuerzo empresarial" de las bodegas.

La positiva evolución de las exportaciones de cava en los últimos años no ha tenido su reflejo en el mercado nacional, donde este espumoso "no ocupa en lugar que le corresponde" respecto al consumo.

José Luis Bonet ha recalcado que la imagen del cava como producto está muy consolidada en España, pero que las ventas en el mercado interno "tienen que consolidarse".

El Grupo Freixenet cuenta con 18 bodegas, de las cuales 8 están en el extranjero (Estados Unidos, México, Argentina, Uruguay, Australia y Francia).

Ha reconocido que el grupo ha sufrido también el impacto de la crisis económica mundial, que ha habido unos años "muy difíciles", pero que los resultados 2010-2011 "dan muchos ánimos".

En este sentido Freixenet ha facturado 500 millones de euros en el ejercicio cerrado en el mes de abril, gracias a la positiva evolución del mercado exterior de donde procede el 70 % de su facturación total

El Grupo Freixenet es una empresa familiar, que en 2014 celebrará su primer centenario y que produce 200 millones de botellas al año, de las que un 60 % son cavas.

Para su presidente, las razones que han llevado a la compañía al lugar que hoy ocupa son "la calidad de los caldos, la unión de la familia, la innovación en el ámbito comercial y la internacionalización de la empresa".

De la producción total del grupo, el 80 % se destina a la exportación, en la que destaca Alemania como principal destino, por delante incluso de España, seguida de Inglaterra, Estados Unidos, Bélgica, Japón y Francia, donde han aumentado mucho las ventas de cava algo que "nadie creía en el año 2000", ha sentenciado Bonet.

China y en menor medida India, son dos mercados internacionales en los que el grupo "está realizando un gran esfuerzo", aunque no esperan resultados a corto plazo.

Buena parte de las ventas del grupo se concentran en el período navideño, impulsadas por un conocido "spot" publicitario que tiene como protagonista a la "burbuja Freixenet, que ya está consolidada como icono social", según Bonet.

En 2009, ante la situación de crisis económica la compañía cambio su estrategia publicitaria al repetir el anuncio del año anterior y en 2010 optaron por un "anuncio social" protagonizado por la cantante colombiana Shakira, que no cobró por su trabajo a cambio de que Freixenet hiciera una donación a la Fundación Pies Descalzos.

Los buenos resultados de la campaña y la "postcampaña" hacen que el grupo se plantee seguir la misma línea, sin olvidar a las "burbujas", ha reconocido Bonet.