‘Bosques por ciudades’ planta 100 árboles en Punta Umbría para reducir el CO2

0
33

JUNTA DE ANDALUCIA.-El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, José Juan Díaz Trillo, ha informado en Punta Umbría (Huelva) de los resultados de la primera fase del proyecto ‘Bosques por Ciudades’, cuyo objetivo es impulsar un nuevo modelo de planificación y gestión de los espacios verdes urbanos andaluces para potenciar su capacidad de absorción de CO2 y contribuir en la lucha contra el cambio climático.

Dentro de esta iniciativa se han plantado 100 árboles en el municipio onubense, un acto durante el que Díaz Trillo, afirmó que el citado programa promueve la plantación de ejemplares en ocho municipios de Andalucía como parte de una estrategia que pretende fijar al año unas 160 toneladas de CO2, "el equivalente a las emisiones anuales producidas por 48.000 coches".

Este proyecto piloto se enmarca dentro de la Estrategia Andaluza de Sostenibilidad Urbana y su objetivo es evaluar, racionalizar y potenciar la calidad de los sistemas verdes urbanos andaluces como sumideros.

Dicho plan, que cuenta con la colaboración de la Universidad de Sevilla, beneficia a una población de más de 100.000 habitantes de los municipios de Pulpí (Almería), Vejer de la Frontera (Cádiz), La Carlota (Córdoba), Ogíjares (Granada), El Viso del Alcor (Sevilla), Villacarrillo (Jaén) Punta Umbría (Huelva) y Álora (Málaga). La iniciativa permitirá incrementar la capacidad de secuestro de carbono entre un 10 y un 36 por ciento en dichas áreas.

Además de contemplar la plantación de unos dos millares de árboles, a lo largo de la primera fase del proyecto se han estudiado 120 especies de árboles y arbustos, y se ha establecido un catálogo global de especies recomendadas que luego se ha particularizado para cada municipio en función de su clima.

Del mismo modo, se han caracterizado los núcleos y se ha determinado que la capacidad de absorción de sus zonas verdes oscila entre 3 y 30 toneladas de CO2 anuales. Finalmente el proyecto concluirá con la elaboración de un modelo de secuestro de carbono idóneo para cada municipio.

En lo que se refiere a Punta Umbría, se ha determinado que su sistema verde urbano posee una capacidad de secuestro de 1,8 toneladas de CO2 mensuales durante la primavera y el verano.

Este municipio presenta 6.340 ejemplares pertenecientes a 87 especies distintas de árboles y arbustos, y se ubica en una zona de influencia oceánica, húmeda y con temperaturas diurnas que rondan los 20 grados centígrados a lo largo del año. Así, dentro del listado de especies idóneas establecido por la Junta para lograr una mayor absorción en los espacios de la localidad, durante la jornada se ha producido la plantación de 60 mirtos, 20 algarrobos, y otros 20 acebuches.

Díaz Trillo recordó que el Plan Andaluz de Acción por el Clima coloca a los sistemas verdes urbanos como elementos importantes en la estrategia de adaptación al fenómeno climático. En este sentido, aseguró que conocer el poder de secuestro de carbono de estos espacios es clave para obtener un cálculo más real de las emisiones netas de CO2, así como para establecer medidas que ayuden a atenuar dichas emisiones.

Además, ha mencionado otros beneficios que aportan los sistemas verdes urbanos, tales como mejorar la calidad del aire, generar microclimas más benignos, configurarse como espacios de convivencia más agradable y como zonas de aproximación al medio natural.

Exposición
El consejero visitó junto a la presidenta de la Diputación Provincial de Huelva, Petronila Guerrero, la exposición ‘Huelva, marítima y minera, 1929’ que, junto a un libro homónimo editado por la Junta de Andalucía, estudia cómo los estuarios del Tinto y el Odiel han ido determinando la evolución económica y social de la capital onubense, especialmente en la primera mitad del siglo XX.

Tanto el libro como la exposición que hoy abre al público pertenecen a la serie ‘Agua, Territorio y Ciudad. Ríos de Historia’, que tiene como objetivo poner de manifiesto el valor de las cuencas andaluzas y profundizar en cómo éstas influyen en la configuración del territorio, en sus paisajes y el devenir de las capitales.

Para ello, se parte de una fecha de referencia, que en el caso de Huelva es 1929, un momento en el puerto onubense se ha convertido en uno de los primeros de España debido sobre todo a la exportación de minerales, en el que la ciudad soluciona sus problemas de abastecimiento de aguas gracias a la construcción del embalse de Beas y, además, cambia su fisonomía urbana al levantarse en la Punta del Sebo el Monumento a la Fe Descubridora.