Brasil sacrificó un récord de 31,1 millones de reses durante el pasado 2012

0
14

    El IBGE atribuyó el crecimiento de los sacrificios a la caída de los precios de la carne en los mercados interno y externo, lo que abarató el consumo, y al crecimiento de las exportaciones pese a la crisis económica internacional.

     El buen resultado del sector fue impulsado principalmente por el desempeño del cuarto trimestre, cuando fueron sacrificados 8,2 millones de animales, un 1,7 % más que en el tercer trimestre y un 11,1 por ciento por encima del mismo período de 2011.

     El estudio divulgado mostró, igualmente, que el sacrificio de cerdos creció en 2012 por séptimo año consecutivo, a un ritmo del 3,2 % con respecto a 2011, y llegó a 36 millones de cabezas.

     En contrapartida el sacrificio de pollos, del que Brasil también es el mayor exportador mundial, se redujo un 0,9%, hasta 5.238 millones de animales en 2012.

     Tal disminución fue atribuida a la caída de la demanda internacional de la carne de pollo causada por la crisis y al aumento de los costos del maíz y de la soja, principales alimentos usados por los criadores.

     La producción de huevos el año pasado fue de 2.689 millones de docenas, con un crecimiento del 4,8% frente a 2011, y la de leche alcanzó los 22.338 millones de litros, con un aumento del 2,5% frente al periodo comparado.