Buenaventura alega que autorizó un método de caza prohibido como experimento

0
26

    Según la exdiputada ecosocialista, la prueba de caza que autorizó estaba prevista en la directiva europea, que permite hacer excepciones en las prohibiciones de caza si es para fines de investigación y educativos, como cree que ocurrió en su caso.

     La Fiscalía de Cataluña fue la que en un primer momento abrió una investigación a Buenaventura por la resolución que dictó en julio de 2009, cuando era directora de Medio Natural, que autorizaba la captura "excepcional" en vivo de pájaros con liga, un tipo de pegamento que se pone en los árboles para que las aves queden adheridas.

     Cuando tenía ultimada la querella contra Buenaventura, el fiscal de Delitos de Medio Ambiente, Antoni Pelegrín, se vio obligado a remitir el caso a la Fiscalía del Tribunal Supremo, dado que la imputada se convirtió en aforada en octubre de 2010 al sustituir como diputada en el Congreso a Joan Herrera, cabeza de lista de ICV en las elecciones catalanas.

     El Tribunal Supremo abrió entonces una investigación contra la diputada, cuyo nombre se barajó como número 2 en la lista de ICV para las últimas elecciones generales, aunque finalmente acabó renunciando a formar parte de la candidatura por tener abierta una causa judicial.

     Al perder su condición de aforada, el caso se remitió a los juzgados de Barcelona y, por reparto, ha correspondido al juzgado de instrucción número 10 de Barcelona.

     La resolución por la que ha sido imputada Núria Buenaventura acordaba una "prueba experimental sobre la selectividad de la caza con liga para la captura de pájaros fringílidos durante el año 2009 en Cataluña mediante el procedimiento de autorizaciones excepcionales", lo que a juicio de la Fiscalía es contrario a la normativa europea, estatal y autonómica.

     Buenaventura ha argumentado que la "prueba experimental" que autorizaron en 2009 permitió que en 2010 se sacara la conclusión de que se tenía que continuar prohibiendo este tipo de caza, por lo que se logró su objetivo.

     La abogada de Buenaventura, Mercè Claramunt, ha explicado a los periodistas que tras la declaración  espera que se pueda archivar la causa, ya que considera que ha quedado acreditado que la exdirectora de Medio Ambiente actuó conforme a la ley en todo momento.