Cada vez más voces critican la Ley del Alcohol por castigar en especial al sector del vino

0
8

Así la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) se ha manifestado en contra de las propuestas del Gobierno para reducir el consumo de bebidas alcohólicas entre los menores. La organización considera que, lejos de solucionar el problema de alcoholismo entre los jóvenes, las medidas planteadas podrían “dar la puntilla” a los agricultores y bodegueros españoles, inmersos en una grave crisis desde hace años. Los estudios demuestran que el aumento del consumo de alcohol entre los jóvenes ha evolucionado de forma inversa a la ingesta de vino. En los últimos 30 años, el consumo de vino ha descendido un 40% en España, mientras que el de bebidas alcohólicas entre los más jóvenes ha aumentado. Para los agricultores, esta norma “se ceba con el más débil” y “demoniza” un sector que “no es en absoluto culpable del consumo abusivo de alcohol entre los jóvenes”.

 

      El anteproyecto de ley que maneja el Gobierno pone trabas a la promoción del vino en cualquier tipo de medio de comunicación y según el sector provocará un aún más grave descenso del consumo, también entre los adultos. El sector lleva años inmerso en programas de promoción del consumo responsable, “proyectos que quedarían en papel mojado en caso de aprobarse estas medidas”.

<5/p>

Ven una "incongruencia" que se perjudique un elemento clave de la dieta mediterránea

    En España, el consumo de vino está regulado desde 2003 por la Ley de la Viña y el Vino. En ella se define al vino como un alimento y se reconoce la posibilidad de promocionar el consumo moderado en el ámbito de la Dieta Mediterránea, algo que ahora se pretende prohibir. UPA considera una “incongruencia” del Partido Popular “perjudicar al sector cuando son de sobra conocidas las manifestaciones a favor del vino de muchos de sus dirigentes”.

     Por ello, UPA pedirá a las ministras de Sanidad y de Agricultura que “se pongan de acuerdo” y articulen medidas que eviten el consumo de alcohol y drogas entre los menores y “no destruyan a un sector tan importante para España como el del vino”, que forma parte de la cultura de todas las regiones de nuestro país y del que viven de forma directa decenas de miles de familias de agricultores y bodegueros.

Cooperativas ve medidas "ineficaces" y contrarias a la Ley del Vino y La Viña

     Cooperativas Agro-alimentarias de España comparte el fin último del Anteproyecto, sin embargo, considera que las medidas planteadas son "absolutamente desproporcionadas e ineficaces, y atentan contra la libertad individual de los adultos que cada día consumen vino de manera moderada".

     Cooperativas recuerda que en materia de prevención y educación el sector del vino ya está implementando en España el programa europeo Wine in Moderation, que promueve y defiende el consumo responsable de vino como una norma sociocultural, con el objetivo de prevenir y reducir el abuso y los daños colaterales relacionados con el consumo de alcohol. Además, creen que el Anteproyecto de Ley entra !en total contradicción con la Ley de la Viña y el Vino aprobada en 2003, que define al vino como un alimento natural y reconoce la posibilidad de promocionar su consumo moderado y responsable en el ámbito de la Dieta Mediterránea, algo que ahora se pretende prohibir".
 
    Para Cooperativas Agro-alimentarias una Ley como la que se plantea sólo contribuiría "a fomentar un descenso del consumo entre la población adulta y, en el caso del sector vitivinícola, pondría en riesgo la supervivencia de toda una industria con un papel económico importante dentro del PIB español, en palabras del propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy".

Baja el consumo de vino en jóvenes pero sus problemas con el alcohol

     En los últimos 30 años se ha producido en España un descenso continuo del consumo de vino de más de un 40%, situándonos a la cola entre los países productores a nivel mundial con un consumo per cápita anual a la baja, de no más de 20 litros en 2013.

     Sin embargo, en el mismo periodo se ha producido un aumento de los problemas derivados del alcohol en jóvenes, "lo que viene a demostrar que el vino en si mismo no es el problema y refuerza el argumento de que se trata de un problema de comportamientos y conductas, y no de productos", señala la organziación..

    El vino, por tanto, "no es el problema y no debe vincularse con el consumo abusivo de alcohol entre los jóvenes. Bien al contrario, las mismas pautas de moderación y consumo controlado, dentro de una dieta equilibrada, que se dan en el vino, pueden y deben servir de ejemplo frente a otros desórdenes y consumos inadecuados de alcohol. La información, educación y la formación sobre la cultura del vino desembocan en una prevención natural que es la mejor forma de prevenir el riesgo de abuso de su consumo", finaliza Cooperativas Agro-Alimentarias de España.

Para la FEV, el problea no es el producto, sino la prevención y educación

     Por su parte, la Federación Española del Vino (FEV) quiere manifestar su coincidencia con el fin último que se persigue, aunque discrepa profundamente de las medidas que se proponen para alcanzar dicho fin por incidir en la marginación de productos.

     Así, para la FEV, las medidas que se proponen en el documento "son absolutamente desproporcionadas e ineficaces en relación al objeto planteado y atentan directamente contra la libertad individual de los adultos que cada día consumen vino de manera moderada y con unas pautas de consumo que contienen elementos positivos para una política de salud pública y de educación.
El problema no es de productos sino de conductas  y, por ello, una estrategia basada en la prohibición y en la demonización y marginación del producto no conduce a nada y está lejos de las que deberían ser las verdaderas prioridades de las autoridades: la educación y la prevención".

     Y precisamente en materia de prevención y educación el sector del vino lleva años desarrollando una importante labor, desarrollando e implementando en España el programa europeo ‘Wine in Moderation’, que promueve y defiende el consumo responsable de vino como una norma sociocultural, con el objetivo de prevenir y reducir el abuso y los daños colaterales relacionados con el consumo de alcohol.

    Desde la Federación señalan también que el documento entra en total contradicción con la Ley de la Viña y el Vino , recueran el dramático descenso del consumo de vino en nuestro país de más de un 40% en los últimos 30 años, situando a España como uno de los últimos países europeos en cuanto a consumo per cápita se refiere. y que una Ley como la que se plantea solo contribuiría a fomentar un descenso del consumo entre la población adulta.

Le recuerdan a Rajoy lo que decía cuando estaba en la oposición

      Incluso recuerda las plabras de MarianoRajoy, cuando era líder de la oposición, en la sque señalaba que “el vino no es una bebida peligrosa si se toma con moderación. El vino no puede estar en una ley de bebidas peligrosas y no va a estar porque el Partido Popular lo va a impedir”.

     O que “el vino tiene un papel económico importante dentro del PIB español y una función social de primer orden en su contribución para fijar población social en el mundo rural”

    Por todos estos motivos, desde la FEV se insta a las autoridades a reconsiderar las medidas que se incluyen en el documento de trabajo para que la necesaria protección y defensa de los menores "no atente directamente contra la libertad individual de los adultos ni contra la supervivencia de un sector y de un producto, como es el vino, que constituye un elemento básico y una de nuestras señas de identidad desde el punto de vista histórico, cultural, social y territorial, aparte de sustentar la economía y el tejido socioeconómico en numerosas comarcas de nuestro territorio".