A diferencia de la cosecha mundial de cereales, la producción mundial de semillas oleaginosas será de 598,03 millones de toneladas en la campaña 2019/2020, lo que significa un descenso del 0,5% respecto a la cosecha prevista para 2018/2019 y del 3,5% si comparamos con la media de los últimos cincos años.

Así lo recoge el último informe publicado por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), correspondiente a las estimaciones a mayo del mercado mundial de semillas oleaginosas (haba de soja, girasol, colza, cacahuete, algodón, copra y palmiste).

El estudio recoge que, por el contrario, el consumo global de oleaginosas se espera que mantenga su tendencia al alza, con un incremento previsto del 2%, cerca del 3,3% registrado de media en las últimas campañas.

Las importaciones mundiales crecerán hasta las 173,22 millones de toneladas (171,08 millones en la campaña 2018/2019), sobre todo en China, que comprará 91,68 millones de toneladas (90,57 millones).

Para la Unión Europea (UE), sin embargo, el informe estima un ligero retroceso, al pasar de 21,53 millones a los 21,49 millones.

la cosecha de haba de soja, que supone el 60% del total de oleaginosas, será un 1,7% menos que en la campaña anterior

El USDA proyecta también un incremento de las exportaciones para la campaña 2019/2020, que sitúa en 175,31 millones de toneladas (173,19 millones en la anterior), especialmente desde Estados Unidos, que cifra sus ventas en 54,30 millones de toneladas frente a los 49,50 millones de la cosecha anterior.

La cifra total de extracción de semillas ascenderá a 503,09, volumen que supondrá un repunte del 2% en comparación con la campaña anterior, con subidas en China, Estados Unidos, Argentina, Brasil, India, Rusia, Ucrania e Indonesia.

Los excedentes finales de campaña, a mes de mayo, serán de 130,42 millones de toneladas (130,64 millones en la campaña anterior) y los principales retrocesos se darán en Argentina y Estados Unidos, con 30,40 y 28,06 millones de toneladas, respectivamente.

Por tipo de semillas, la cosecha de haba de soja, que supone el 60% del total de oleaginosas, se situará en 355,662 millones de toneladas, un 1,7% menos que en la campaña anterior, arrastrada por el recorte de la producción en Estados Unidos, donde caerá hasta 112,945 millones de toneladas (123,664 millones en 2018/2019).

En cuanto al resto de países productores de haba de soja, destaca el incremento en volumen en la cosecha de Brasil que alcanzará 123 millones de toneladas (117 millones en la campaña anterior) y en la de China, que pasará de los 15,900 millones de toneladas a los 17,000 previstos en mayo para la 2019/2020.

En el caso de Argentina, otro de los principales productores de soja, el USDA calcula una cosecha de 53,000 millones de toneladas, un -5,4% frente a la campaña anterior.

Respecto a las importaciones mundiales de haba de soja, crecerán hasta los 150,817 millones de toneladas (149,557 millones de toneladas en la campaña 2018/2019), reflejo del tirón de la demanda de China.

Las exportaciones registrarán también un alza en la actual campaña de comercialización, ya que el USDA sitúa la cifra global en 151,150 millones de toneladas (-0,6% respecto a la campaña anterior), con Estados Unidos como el país que más crecerá, con 53,070 millones de toneladas (48,308 millones).

Brasil -primer exportador mundial de haba de soja- recortará sin embargo sus ventas en un 4,5%, tras quedar en 75 millones de toneladas.

El informe del USDA rebaja la previsión de los excedentes finales de campaña de haba de soja: 113,093 millones de toneladas frente a los 113,184 millones de la campaña anterior, con bajadas sobre todo en Argentina y Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here