CAF aprueba 120 millones de dólares para el abastecimiento del Gran Buenos Aires

0
5

CAF.- El Gran Buenos Aires, donde se concentra una tercera parte de la población del país, enfrenta una demanda creciente por servicios, debido al crecimiento demográfico y la migración al Área Metropolitana, condiciones que exigen ampliar y expandir la capacidad instalada de los sistemas de agua potable, desagües cloacales y tratamiento de aguas residuales.

En ese sentido, el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de Argentina, a través de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), adelanta el Programa de Obras Básicas de Agua Potable 2012 – 2015, para el cual CAF –banco de desarrollo de América Latina– aprobó hoy USD 120,5 millones.

Enrique García, presidente ejecutivo de CAF, destacó la importancia de los centros urbanos como motores para el desarrollo de América Latina y resaltó el aporte de la institución que preside “la acción de CAF a favor de las ciudades latinoamericanas está basada en una agenda integral que promueve el desarrollo de programas de inversión coordinados que contemplen aspectos sociales, económicos, productivos, ambientales y culturales”.

“Los países –agregó García– han hecho avances sustantivos en el sector de agua y saneamiento en la última década, mas es necesaria una visión integradora que comprenda la gestión de los recursos hídricos, el desarrollo urbano, el cuidado del medio ambiente y el cambio climático”.

El objetivo del Programa –cuyo costo total asciende a USD 900 millones– es mejorar el acceso, la calidad y la prestación de los servicios de agua potable en los municipios localizados al sudoeste del Área Metropolitana de Buenos Aires, beneficiando a cerca de 850.000 habitantes.

Específicamente, se busca incrementar la capacidad de producción y ampliar la infraestructura de distribución de agua potable en el sudoeste del conurbano bonaerense; asegurar la capacidad integral del sistema de provisión del servicio de agua potable así como las condiciones para la expansión futura del servicio; mejorar las condiciones de calidad y continuidad del servicio de agua potable en el área de influencia del Programa; incrementar la eficiencia operativa del sistema de agua potable a través del apoyo a los programas de gestión de la demanda y reducción del agua no contabilizada; y mejorar las condiciones socio ambientales y sanitarias de los habitantes de los municipios involucrados.

Las obras a ejecutarse incluyen la ampliación de la capacidad de tratamiento de agua en la Planta Potabilizadora de Bernal de 1.900.000 m3/día a 2.250.000 m3/día; la construcción del primer tramo del Río Subterráneo Sur (13 km de los 22 km previstos en total), la construcción y montaje de una estación elevadora y obras adicionales para conectar el túnel con la red de distribución existente.