Cafeteros reciben 10,3 millones de dólares para combatir roya en Costa Rica

0
8

EFE.- El dinero se desglosa en 5,4 millones que forman parte de una línea de crédito y 4,9 en ayuda social que forman parte de un fideicomiso para el combate a la roya, indicó en un comunicado el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

El fondo del fideicomiso cafetero, por un total de 40 millones de dólares, se comenzó a distribuir en marzo pasado y consiste en una línea de crédito, asistencia técnica, poda, renovación de cafetales o renegociación de deudas.

“Este fideicomiso nos va a permitir mantenernos en la actividad cafetera a pesar del problema que pasamos con la roya. Esta ayuda nos permitirá dar una buena fertilización y recuperación del cultivo”, dijo en el boletín el productor de café Osvaldo Salas.

Además de la línea de crédito, el fondo brindará una ayuda social no reembolsable a más de 16.000 familias afectadas por el hongo, la cual consiste en entregar a cada una un monto de 200 dólares al mes por un periodo de tres meses.

Hasta el momento se han girado 4,9 millones de dólares a cerca de 10.000 familias.

El objetivo es atender las necesidades básicas de productores que presenten condiciones de pobreza coyuntural, sin que abandonen la actividad productiva.

Datos oficiales indican que la roya afectó en los últimos dos años al 65 % de las 93.000 hectáreas de café del país, de las cuales 15.000 presentaron daños graves.

El Instituto Costarricense del Café (Icafé) calcula que la cosecha 2014-2015 será un 7,25 % superior a la anterior, debido a la aplicación de mejores prácticas agrícolas y acciones para el control del hongo de la roya.

“Esta mejoría demuestra que las plantas de café se vienen recuperando, la floración que se da en el 2014 nos da un pronóstico bastante alentador, de que el control de la roya, al final del año pasado y al principio de este año, ha dado frutos”, expresó la viceministra de Agricultura y Ganadería, Gina Paniagua.

Las pérdidas en la cosecha 2012-2013 a causa del hongo, que debilita la planta y provoca la caída de las hojas y el fruto, se calculan en 94.000 quintales (sacos de 45,45 kilos) y 44 millones de dólares.

En enero del 2013 el Gobierno costarricense decretó una emergencia fitosanitaria para atender el brote de roya, enfermedad que también afectó gravemente al resto de países de Centroamérica.