Caja Rural de CLM tendrá en octubre la bolsa de trabajo para su expansión

0
3

EFE.- Más de 500 personas, preseleccionadas de entre más de 2.000 aspirantes que enviaron sus currículos en agosto, se han presentado entre hoy y ayer al examen psicotécnico preparado por la entidad y del que sólo el 50 por ciento pasará a la siguiente prueba, una dinámica de grupo.

En declaraciones a los periodistas antes de comenzar las pruebas de selección, el responsable de la división comercial de Caja Rural de Castilla-La Mancha, Miguel Ángel Escalante, ha explicado que, tras la dinámica de grupo, los últimos seleccionados se enfrentarán a una entrevista personal, de la que saldrán los componentes de la nueva bolsa de trabajo.

Escalante ha afirmado que aún no está determinado el número de personas que formarán esta bolsa ni tampoco el número de nuevas oficinas que se abrirán en las provincias de Ciudad Real, Albacete y Cuenca, pues, según ha señalado, éste debe ser "un proceso medido y razonado pero sin pausa".

Aunque no ha especificado el número de nuevas oficinas, Escalante sí ha desvelado que éstas "se van abrir a corto plazo".

Preguntado sobre el perfil de los seleccionados, el responsable de la división comercial de Caja Rural de Castilla-La Mancha ha indicado que "no hay uno concreto", pero ha destacado que la mayoría son jóvenes con formación profesional.

"Tenemos currículos de toda España, de todas las edades, con formación, con experiencia. Nosotros buscamos un perfil que pueda adaptarse a nuestra política, gente con capacidad de formarse", ha explicado Escalante.

La Agencia Efe ha preguntado a varios de los aspirantes que se han presentado hoy a las pruebas de selección y sus edades oscilan entre 22 y 30 años, tienen estudios superiores o universitarios en la rama de Economía y cuentan con escasa experiencia profesional.

Es el caso de Álvaro, de 26 años, que ha decido presentarse a las pruebas después de estudiar el Grado Superior en Administración y Finanzas y no encontrar, aún, trabajo.

Este candidato, al igual que María y Cristina, de 24 años, se han mostrado nerviosos y "con ganas" de formar parte de Caja Rural de Castilla-La Mancha, de la que han destacado que es "de los pocos sitios" donde se ofrece trabajo actualmente.

Algo en lo que han coincidido los padres de Isabel, que han venido desde Albacete para acompañar a su hija, de 26 años, y que aún le quedan dos asignaturas para acabar la licenciatura en Administración y Dirección de Empresas.

"No se ha preparado nada porque la llamaron hace muy poco tiempo para presentarse a esta prueba, pero esperamos que tenga suerte", ha afirmado, nerviosa, su madre.

A fecha 30 de junio de 2010, Caja Rural de Castilla-La Mancha mantenía abiertas al público 189 oficinas en las que trabajaban 763 empleados.