Campañas de fruta de hueso y de melón y sandía encaran amenaza de “desastre”

0
8

EFE.- Además, de los cultivos hortícolas directamente afectados por la denominada "crisis del pepino" y sus efectos comerciales "colaterales" -como lechuga, pimiento o tomate-, producciones de temporada como la fruta de hueso sufren una caída de precios de un 35 % y la paralización casi total de los envíos.
Los productores y las organizaciones agrarias han advertido, demás, de la posibilidad de que los grandes operadores se aprovechen de la situación actual para "presionar a la baja" en materia de precios y de que otros competidores de España, como Francia, "saquen también partido" de toda esta crisis comercial.
En total, las exportaciones de frutas españolas superan los 5,7 millones de toneladas, por valor de casi 5.000 millones de euros, según los datos de la Dirección General de Aduanas de 2010.
España es, junto a Italia, Grecia y Francia, uno de los principales productores europeos de fruta de hueso, una campaña netamente exportadora que se puede ver muy dañada por la posible caída general del consumo y de la demanda.
Las perspectivas son peores si cabe ante la entrada de producto de otras zonas más tardías, que están anticipando sus campañas aprovechando las circunstancias, lo que dificulta en gran medida la presencia de la fruta de hueso de Andalucía en los mercados europeos.
"Ni los peores augurios apuntaban una campaña de fruta de hueso (melocotón, nectarina y ciruela) en Andalucía más negativa que la actual", ha señalado Asociafruit en un comunicado. En el caso de la campaña de melón y sandía, los productores
andaluces evalúan el impacto de la crisis, si bien hasta que Bruselas levantó la alerta sanitaria la pasada semana se constató una "paralización total de los envíos" en un momento fuerte de la temporada como es el mes de junio.
Así lo han indicado a Efeagro fuentes de la organización de exportadores almerienses Coexphal, que precisan que pese a que todos los envíos se han visto "muy mermados", en el caso de la sandía parece que hay "algo más de movimiento" que en el del melón.
En la pasada campaña, Andalucía exportó el 74 % de su producción de melón y el 62 % de la de sandía, y los principales destinos fueron Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido, lo que explica el temor del sector ante los efectos de la "crisis del pepino".
Estas incertidumbres también son compartidas por el sector de la fruta dulce de Cataluña, otra de las principales zonas productoras y exportadoras, que está comenzando la temporada y que muestran preocupación por los efectos negativos de la crisis sobre volúmenes y precios.